La oposición rusa convoca protesta frente al Kremlin contra condena a Navalni

La oposición extraparlamentaria rusa convocó hoy una acción de protesta frente al Kremlin contra la condena de cinco años de cárcel dictada hoy contra el dirigente opositor Alexéi Navalni.

La oposición extraparlamentaria rusa convocó hoy una acción de protesta frente al Kremlin contra la condena de cinco años de cárcel dictada hoy contra el dirigente opositor Alexéi Navalni.

El acto tendrá lugar en la plaza del Manezh, que se encuentra a unas pocas decenas de metros de los muros del Kremlin, informó el movimiento opositor Solidarnost (Solidaridad), según las agencias locales.

En las redes sociales muchos internautas han expresado su intención de congregarse en el centro de Moscú a las 19:00 hora local (15:00 GMT) para protestar contra el fallo judicial y contra el presidente ruso, Vladímir Putin.

Por de pronto, el Ayuntamiento de Moscú no ha recibido una solicitud para organizar tal acto público, que en caso de celebrarse sin autorización será disuelta por efectivos antidisturbios.

En un intento de prevenir la concentración opositora, según las agencias locales, las autoridades han acordonado la zona y comenzado el recambio de los adoquines de las aceras de uno de los lugares más concurridos de la capital rusa.

El líder del partido liberal Yábloko, Serguéi Mitrojin, adelantó que participará en la protesta, ya que Piotr Ofitsérov, que fue condenado a cuatro años como cómplice de Navalni, es miembro de su formación política.

El socialdemócrata Guennadi Gudkov, al que la Cámara de Diputados privó el pasado año del acta de diputado, también expresó su intención de participar en la protesta.

Navalni, popular bloguero que denunció numerosos casos de corrupción en la administración pública, fue uno de los organizadores en diciembre de 2011 de las mayores protestas antigubernamentales desde la caída de la URSS.

Condenado por un tribunal de la ciudad rusa de Kírov por robo y fraude, el opositor fue declarado hoy preso político por la organización de derechos humanos Memorial.

La sentencia fue inmediatamente criticada por la Unión Europea, el embajador de Estados Unidos y el Gobierno alemán.