Rusia niega que bloquee investigación en Siria y critica a EE.UU y R.Unido

Naciones Unidas, 11 jul (EFE).- Rusia negó hoy que bloquee la investigación sobre el posible uso de armas químicas en Siria por parte del equipo de expertos independientes de Naciones Unidas, y tachó de "propaganda" la actitud de países como EE.UU o Reino Unido.

Rusia negó hoy que bloquee la investigación sobre el posible uso de armas químicas en Siria por parte del equipo de expertos independientes de Naciones Unidas, y tachó de "propaganda" la actitud de países como EE.UU o Reino Unido.

"La idea de que Rusia está bloqueando la investigación es un engaño. Nosotros estamos haciendo todo lo posible para que se haga esa investigación", dijo hoy ante la prensa el embajador ruso en el Consejo de Seguridad, Vitaly Churkin.

El diplomático respondió así a declaraciones del portavoz del Departamento de Estado de EE.UU el miércoles en las que acusó a Moscú de estar "bloqueando" los esfuerzos del Consejo de Seguridad para que la misión de expertos de la ONU pueda acceder a Siria.

Churkin reiteró que, según una investigación rusa, fue la oposición siria la que usó armas químicas en un ataque en marzo pasado, y lamentó que "incluso antes de leer el informe" sus colegas occidentales ya estén repitiendo "la misma propaganda" de las últimas semanas.

"Si queremos que esas negociaciones sean constructivas, no es recomendable seguir haciendo propaganda", reiteró el embajador, que criticó a Londres y Washington por no respetar la confidencialidad de las reuniones de los cinco miembros no permanentes del Consejo.

Churkin indicó que su colega británico, Mark Lyall Grant, invitó a los cinco países a una reunión confidencial para hablar de un borrador de resolución sobre Siria "pero nada más salir de la habitación hablaron con algunos medios".

"Lamento que hayan publicitado esas reuniones y sigan haciendo ruido en vez de ayudar a avanzar en estas negociaciones", añadió el diplomático ruso.

"Si uno es serio no hace estas cosas, pero es parte de la propaganda", insistió.

Churkin negó que estas últimas diferencias puedan echar por tierra los esfuerzos diplomáticos que hacen tanto Washington como Moscú para celebrar una conferencia internacional sobre Siria en Ginebra.

El jefe de la misión de expertos para investigar el posible uso de armas químicas en Siria, Åke Sellström, y la Alta Representante para el Desarme, Angela Kane, han aceptado la invitación de Siria para visitar Damasco y acordar los términos de su investigación.

Frente a las denuncias del presidente sirio, Bachar al Asad, sobre el uso de armas químicas por parte de la oposición, países como EE.UU., Reino Unido y Francia responsabilizan de ataques con ese tipo de armas a las fuerzas leales al Gobierno.

Al menos 93.000 personas han muerto en Siria desde el inicio del conflicto en marzo de 2011, según datos de Naciones Unidas, aunque el Observatorio Sirio de Derechos Humanos eleva la cifra a más de 100.000.