Tribunal ruso halla culpable al fallecido Magnitski, pero no dicta condena

El juzgado del distrito Tverskoi de Moscú declaró hoy culpable 'post mortem' de evasión de impuestos al abogado Serguéi Magnitski, pero no dictó condena y dio carpetazo al caso debido a la muerte del acusado, fallecido en prisión preventiva en 2009.

El juzgado del distrito Tverskoi de Moscú declaró hoy culpable 'post mortem' de evasión de impuestos al abogado Serguéi Magnitski, pero no dictó condena y dio carpetazo al caso debido a la muerte del acusado, fallecido en prisión preventiva en 2009.

El tribunal negó la rehabilitación de Magnitski, demandada por su familia, al encontrarle culpable de evasión fiscal por valor de 522 millones de rublos (16,8 millones de dólares) por medio de falsificación de las declaraciones de renta y uso fraudulento de beneficios fiscales por invalidez.

El abogado designado por la familia de Magnitski para su defensa, Nikolái Guerásimov, declaró a la prensa que no recurrirá la sentencia al no estar facultado para ninguna acción legal por los familiares del condenado.

El tribunal también halló culpable y condenó en ausencia a nueve años de prisión al británico William Browder, fundador y director general del fondo de inversiones Hermitage Capital, para el que trabajaba Magnitski en Rusia.

El juez Igor Alísov sentenció que el tiempo de condena empezará a correr cuando sea detenido el inversor británico, al que se ha juzgado en ausencia dado que, según la Fiscalía rusa, "se negó a comparecer ante los fiscales y el Reino Unido ha rechazado cooperar en este asunto con Rusia".

El abogado de oficio de Browder, Kirill Goncharov, aseguró que sí recurrirá la decisión del tribunal al considerar que no se ajusta a derecho.

El fondo Hermitage Capital reaccionó a la sentencia con un comunicado que apunta a que "el proceso contra Magnitski pretende encubrir su asesinato y desviar la atención de la sociedad de los delitos cometidos por los cargos públicos" denunciados por el fallecido abogado.

"Al organizar un juicio 'post mortem' contra Magnitski y un juicio en ausencia contra Browder por presuntas infracciones fiscales, las autoridades rusas ignoraron el agotamiento de todos los plazos: el plazo para cobrar los impuestos se agotó hace nueve años, en 2004, y el delito prescribió hace dos, en 2011", subraya el fondo británico.

El Comité de Instrucción ruso ha reconocido que Magnitski, que falleció según los informes oficiales por insuficiencia cardíaca, no recibió tratamiento médico adecuado en prisión, algo que las autoridades achacaron a la ausencia de un diagnóstico correcto de su estado de salud.

Activistas pro derechos humanos aseguran que Magnitski fue torturado en prisión y se le negó asistencia médica para silenciar sus denuncias de corrupción policial.

Este caso ha provocado un deterioro de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, que aprobó el "Acta Magnitski", que entre otras medidas ordena la creación de una lista negra con los funcionarios rusos implicados en la muerte del abogado.