Embajador ruso asegura que se ha llegado a preacuerdo sobre préstamo a Chipre

El embajador ruso en Nicosia, Vyacheslav Shumskiy, explicó que su país y Chipre han llegado a un principio de acuerdo para reestructurar y facilitar el pago del préstamo de 2.500 millones de euros, según aseguró en una entrevista publicada hoy por el diario chipriota 'Simerini'.

El embajador ruso en Nicosia, Vyacheslav Shumskiy, explicó que su país y Chipre han llegado a un principio de acuerdo para reestructurar y facilitar el pago del préstamo de 2.500 millones de euros, según aseguró en una entrevista publicada hoy por el diario chipriota 'Simerini'.

"Sí, hay un borrador sobre el acuerdo, que ha sido confirmado por las dos partes, para la reestructuración del préstamo y la reducción de los intereses. Ahora estamos buscando una fecha en la que este acuerdo será firmado y aplicado", afirma el jefe de la legación diplomática rusa, que abandona su cargo este mes.

El préstamo fue solicitado a finales de 2011 por el Gobierno chipriota, dirigido entonces por el comunista Dimitris Jristofias, para paliar las necesidades de financiación mientras se negociaba un rescate con la troika.

En mayo, el Ejecutivo que ahora dirige el conservador Nikos Anastasiadis pidió una demora en el plazo de devolución del crédito y una reducción de la tasa de interés, una demanda que ahora ha sido satisfecha por Rusia.

El embajador Shumskiy asegura que el préstamo se "comenzará a devolver en 2021", en lugar de en 2016, como estaba previsto, y el interés bajará del 4,5 % al 2,5 %: "Esto significa que Chipre se ahorrará unos 200 millones de euros".

El diplomático ruso consideró "desafortunado" el hecho de que la Unión Europea tomase sus decisiones sobre Chipre "de noche" y sin tener en cuenta a una Rusia que quería "ser parte de la solución al problema".

Sobre la petición de ayuda 'in extremis' que hizo el ex ministro de Economía Mijalis Sarris durante un viaje a Moscú en mitad de la crisis de marzo, Shumskiy justificó la respuesta negativa de Rusia en que el representante chipriota "no llevaba propuestas bien preparadas para una discusión seria".

Sin embargo se mostró esperanzado en que las medidas que toma ahora el Gobierno chipriota de "sus frutos" y dijo que los inversores rusos seguirán confiando en la isla como base de negocios.

De hecho, subrayó el interés de empresas rusas como Gazprom Bank en financiar las inversiones de Chipre en exploración, extracción y tratamiento de hidrocarburos.

En cuanto a los rumores sobre la búsqueda rusa de una nueva base militar en el Mediterráneo alternativa a la que posee en Tartús (Siria), el embajador desmintió este punto y explicó que lo único que se ha pedido es permiso para que los barcos rusos puedan acercarse al puerto de Limassol y los aviones de guerra aterrizar en la base chipriota Andreas Papandreu.