Supremo ruso ratifica la prohibición del "hiyab" en escuelas de región sureña

De esta forma, el Supremo rechazó el recurso interpuesto por el abogado Murad Musáyev contra la decisión del Gobierno local de introducir los uniformes obligatorios en todas las escuelas locales a partir del próximo 1 de septiembre, según las agencias locales.

El Tribunal Supremo de Rusia ratificó hoy la prohibición del uso del "hiyab" o pañuelo islámico en las escuelas de la región meridional de Stávropol, vecina del Cáucaso Norte.

De esta forma, el Supremo rechazó el recurso interpuesto por el abogado Murad Musáyev contra la decisión del Gobierno local de introducir los uniformes obligatorios en todas las escuelas locales a partir del próximo 1 de septiembre, según las agencias locales.

Musáyev, que representa a familias musulmanas de Stávropol, adelantó que recurrirá el fallo del Supremo ante otras instancias judiciales.

"La Constitución de Rusia garantiza el derecho de cada persona a la libre elección de su religión. El derecho a la libertad de culto sólo puede ser restringido por el legislativo federal", dijo.

Las familias demandantes acudieron a los tribunales después de que a sus hijas se les prohibiera el acceso a los centros escolares donde estaban matriculados debido a que iban vestidas con un "hiyab" en línea con sus creencias religiosas.

Por ese motivo, los padres tuvieron que enviar a sus hijas a madrazas o simplemente estudiar desde sus domicilios.

En cambio, el tribunal de Stávropol que prohibió en un primer momento el uso del pañuelo islámico mantiene que en Rusia está acuñada la educación secular y niega que los derechos de esas niñas hayan sido vulnerados.

"Las restricciones a la vestimenta garantizan el normal funcionamiento de los centros educativos y la igualdad de los credos. El aspecto exterior debe corresponderse con un estilo de trabajo y tener un carácter secular", rezaba el fallo del tribunal de primera instancia.

El muftí local se hizo eco de las primeras quejas de varias familias musulmanas en octubre del pasado año, tras lo que el presidente ruso, Vladímir Putin, subrayó que Rusia es un Estado secular.

"¿Por qué adoptar tradiciones extranjeras?, incluso los profesores del mundo islámico dicen que es algo erróneo. Y ahora quieren que introduzcamos esa tradición. ¿Para qué?", dijo.

No obstante, en la república de Tatarstán, donde los musulmanes son mayoría, las estudiantes pueden llevar libremente "yihab" en las escuelas.

Según la prensa local, el número de musulmanes procedentes de las repúblicas del Cáucaso Norte en Stávropol ha aumentado notablemente en los últimos años, lo que ha incrementado la tensión y las fricciones con la población local.

Los expertos opinan que los musulmanes del Cáucaso se están volviendo cada vez más tradicionalistas por influencia de los países de Oriente Medio.

De acuerdo con las cifras oficiales, en Rusia, país en el que la mayoría de la población profesa la religión ortodoxa, existen unos 20 millones de musulmanes, cifra que aumenta a un mayor ritmo que el resto de comunidades, debido a sus altas tasas de natalidad