Rumanía asegura que los misiles interceptores aliados no apuntan contra Rusia

El ministro de Exteriores de Rumanía, Titus Corlatean, aseguró hoy que los misiles interceptores que se emplazarán en el país como parte del escudo antimisiles de EEUU en Europa no apuntarán contra Rusia.

Corlatean, quien hizo estas afirmaciones en víspera de su llegada a este país, agregó "los interceptores que serán desplegados en Rumanía no portarán cargas nucleares".

Rusia ha expresado su malestar con los planes norteamericanos de desplegar elementos estratégicos del escudo en países como Rumanía, Polonia, Turquía y España, algo que considera que amenaza directamente su seguridad.

Moscú insiste en pedir garantías jurídicas de que el sistema antimisiles no minará su potencial estratégico y amenaza con una nueva carrera armamentista como en tiempos de la Guerra Fría si no se cumplen sus exigencias.

"Las garantías más sólidas ya han sido presentadas por la Alianza y han sido incluidos en la Declaración de la cumbre de la OTAN en Chicago", dijo el ministro rumano.

Corlatean subrayó que los países aliados mantienen que "el sistema antimisiles de la OTAN que garantiza la defensa contra misiles de su territorio es exclusivamente defensivo y no tiene potencial ofensivo".

Por todo ello, dijo, esos elementos estratégicos, que entrarán en vigor aproximadamente en 2015, "no afectan a la estabilidad y al potencial de disuasión estratégico de Rusia".

El ministro rumano se reunirá mañana, martes, con su colega ruso, Serguéi Lavrov.

Rumanía aprobó en febrero de 2010 la solicitud de EEUU para instalar en su territorio elementos del escudo antimisiles para hacer frente a la amenaza de países como Irán o Corea del Norte.