La América Latina más antagónica con EE.UU. acude al rescate de Snowden

Los países de América Latina que mantienen un mayor antagonismo con Estados Unidos son los únicos que han respondido a la llamada de auxilio del exanalista de la CIA Edward Snowden, que cumple hoy dos semanas de tensa espera en Moscú.

Los países de América Latina que mantienen un mayor antagonismo con Estados Unidos son los únicos que han respondido a la llamada de auxilio del exanalista de la CIA Edward Snowden, que cumple hoy dos semanas de tensa espera en Moscú.

"Venezuela espera la respuesta de Snowden. Ésta es, posiblemente, su última oportunidad de recibir asilo político", aseguró hoy Alexéi Pushkov, jefe del comité de Asuntos Exteriores de la Duma o cámara de diputados de Rusia.

Pero no sólo ha sido el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien ha ofrecido asilo político al joven fugitivo norteamericano, sino también el líder nicaragüense, Daniel Ortega, y el boliviano, Evo Morales.

Snowden, quien se encuentra desde el 23 de junio en la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremétievo y es reclamado por EE.UU. por espionaje, ha solicitado asilo en Venezuela, Nicaragua y Bolivia, al igual que en Cuba y Brasil, según Wikileaks.

El resto de países europeos y asiáticos ha rechazado la posibilidad de acoger al joven norteamericano, mientras Rusia ha puesto como condición que cese sus actividades y filtraciones contra EE.UU.

Da la impresión de que las presiones ejercidas por Washington sobre todos los países a los que se ha dirigido Snowden no han hecho sino alentar a los que integran la conocida como alianza bolivariana a dar un paso adelante.

El escándalo con el avión presidencial de Morales, que tuvo que permanecer varado en Viena durante 13 horas debido a la imposibilidad de sobrevolar el espacio aéreo de varios países europeos por sospechas de que abordo viajaba Snowden, ha exacerbado los ánimos antiimperialistas.

"Vamos a dar asilo si nos pide ese norteamericano perseguido por sus compatriotas, no tenemos ningún miedo", dijo Morales, quien ha recibido el respaldo de la práctica totalidad de los dirigentes latinoamericanos.

Precisamente, cuando parece que a los rusos se les está acabando la paciencia, la troika latinoamericana ha decidido interceder por Snowden, después de que Ecuador, que ya acoge en su embajada en Londres al fundador de Wikileaks, Julian Assange, decidiera desentenderse del caso.

El ministro de Exteriores de Venezuela, Elías Jaua, aseguró hoy que Caracas espera que Snowden, al que calificó de "perseguido político por haber revelado el mayor sistema de espionaje y control de la Humanidad", responda el lunes a su oferta de "asilo humanitario".

"En segundo lugar, tendremos que entrar en contacto con el Gobierno de la Federación Rusa. Habría que establecer la opinión del Gobierno ruso", dijo.

Al respecto, difícilmente habrá problemas, ya que Rusia ya ha dejado claro que le quema la patata caliente del joven estadounidense y, al mismo tiempo, ha informado de que no lo entregará en ningún caso a EEUU.

El hombre que destapó una trama de espionaje masivo de las comunicaciones telefónicas y en internet carece de pasaporte, ya que le fue revocado por las autoridades norteamericanas, pero le sería suficiente con un documento de viaje que haría las veces de salvoconducto hasta llegar a su destino.

El propio Maduro subrayó hoy en su cuenta de Twitter que Caracas se siente obligada a proteger a Snowden "de la persecución mundial del imperio".

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, también adelantó que concedería "con todo gusto" el asilo a Snowden "si las circunstancias lo permiten", tras confirmar haber recibido la correspondiente solicitud.

Según informan hoy medios nicaragüenses, Snowden remitió una carta a la embajada de Nicaragua en Moscú ante el riesgo de que sea juzgado "tras hacer públicas las graves violaciones de la Constitución y de algunos tratados de Naciones Unidas por el gobierno de EEUU".

"Dadas las actuales circunstancias, no parece posible que vaya a recibir un juicio justo o un tratamiento apropiado antes de mi proceso, y existe la posibilidad de que sea condenado a cadena perpetua o incluso a muerte", se indica en la carta.

Snowden, que acusa al presidente de EEUU, Barack Obama, de recurrir a la "agresión política" contra los países que le quieren conceder asilo, vincula en la misiva su caso con el del fundador de Wikileaks, Julian Assange, "a quien Ecuador concedió asilo", y que lleva más de un año alojado en la embajada ecuatoriana en Londres.

Según la prensa, Snowden ha asegurado que no comerciará con la información privilegiada y codificada de la que dispone a cambio del asilo político, pero Washington insiste en demandar su extradición.

En caso de que Snowden no pudiera recibir asilo en ningún país, tanto el Defensor del Pueblo como el jefe del Servicio Federal de Inmigración rusos abogaron porque sea el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) quien se encargue del caso.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.