Putin: las armas de precisión alteran el equilibrio de fuerzas en el mundo

"El carácter de los conflictos bélicos, la forma de iniciarlos y su desarrollo, cambian ante nuestros ojos. Se desarrollan sistemas de combate robotizados. Las armas de alta precisión apenas tienen nada que envidiar ya a las armas estratégicas, y eso afecta el equilibrio global de las fuerzas", advirtió Putin durante una reunión del Consejo de Seguridad ruso.

Putin también destacó "la militarización del cosmos y el espacio cibernético", y el "amplio uso de operaciones especiales e instrumentos de 'fuerzas blanda'" en las guerras contemporáneas, según las agencias locales.

Advirtió que las tecnologías de información tienen cada vez más importancia para la defensa y señaló que Rusia debe ser capaz de hacer frente a los ataques informáticos.

"Los llamados ataques informáticos ya se emplean en la solución de objetivos político-militares. Además, según los expertos, su capacidad destructiva puede ser superior a las armas convencionales", afirmó.

El líder ruso apuntó que el país se enfrenta a grandes retos en materia de defensa y seguridad, "dictados por la complejidad de la situación internacional y toda una serie de amenazas, tradicionales y nuevas, que deben ser respondidas".

"El entramado de defensa debe disponer de todas las posibilidades para prevenir un potencial ataque contra nuestro país y dar una decidida respuesta a cualquier intento de presión y chantaje por la fuerza, garantizar la soberanía y la seguridad de nuestros ciudadanos", aseveró.

Al mismo tiempo, Putin señaló que Rusia debe revisar su políticas sobre armas nucleares para determinar su número y funciones.

"Ha llegado la hora de precisar el tratamiento de las reservas (de armas) estratégicas. Determinar para qué fin y cuántas son necesarias y cómo mantenerlas", aseguró.

El pasado 19 de junio, el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo en Berlín que su país quiere rebajar el número de cabezas atómicas estratégicas de las dos mayores potencias nucleares de las actuales 1.550 a algo más de 1.000 unidades.

No tardó en responderle Putin, que advirtió ese mismo día de que no permitirá que se altere el equilibrio del sistema de disuasión nuclear.

En este contexto, Rusia no renunciará al programa de rearme que prevé el gasto de casi 700.000 millones de dólares hasta 2020 y da prioridad a los submarinos nucleares, la aviación estratégica y los misiles intercontinentales -la tríada nuclear rusa- para garantizar la seguridad nacional y la integridad territorial, reiteró Putin.

"Todo lo marcado debe ser cumplido. Si hay necesidad de mover los plazos en algunos casos, tal decisión debe estar motivada y consensuada", subrayó el presidente ruso.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.