La Fiscalía pide seis años de prisión para líder opositor ruso Alexéi Navalni

La fiscalía considera probado que Navalni, uno de los organizadores en diciembre de 2011 de las mayores protestas antigubernamentales desde la caída de la URSS, robó más de 10.000 metros cúbicos de madera por valor de 16 millones de rublos (poco más de medio millón de dólares).

Según la acusación, el opositor persuadió en 2009 al director de la maderera Kirovles, Viacheslav Opalev, para que firmara un contrato desventajoso con otra entidad cuando ocupaba el cargo de asesor del gobernador de Kírov, lo que ocasionó pérdidas a esta empresa.

Tanto Navalni como su presunto cómplice, Piotr Ofitsérov, exdirector de la Compañía Maderera de Viatsk que se benefició del contrato presuntamente fraudulento, se declaran inocentes.

Según el fiscal del caso, Serguéi Bogdánov, "no ven en sus actos signos de robo, ánimo de lucro, ilegalidad, impunidad y daño material".

"Los procesados consideraban las actuaciones de Navalni como el cumplimiento de sus obligaciones de asesor del gobernador, y las de Ofitsérov como una actividad empresarial legal. Sin embargo, es la versión de personas que se ven amenazadas por el castigo", señaló el fiscal.

Navalni, de 36 años y abogado de profesión, asegura que el proceso judicial es un encargo político del Kremlin, que le quiere eliminar como posible rival en futuros procesos electorales.

Considerado uno de los mayores enemigos del presidente ruso, Vladímir Putin, y con un blog anticorrupción que recibe más de un millón de visitas mensuales, Navalni quiere ser candidato a la alcaldía de Moscú, que celebra elecciones municipales el próximo 8 de septiembre.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.