La Casa Imperial de Rusia aboga por el entierro de la momia de Lenin

La Casa Imperial de Rusia, que representa a la dinastía Románov derrocada por los bolcheviques en 1917, abogó hoy por el entierro de la momia de Lenin, que está expuesta desde 1924 en un mausoleo de la Plaza Roja.

Zakátov aseguró que los Románov mantienen esta postura "no para ofender a nuestros compatriotas de ideología de izquierdas, sino simplemente porque eso no es normal".

"Proclamamos que, de una vez por todas, hay que enterrarlo, pero no porque busquemos unos objetivos revanchistas o porque queramos agraviar a alguien", dijo.

El representante se preguntó: "¿Por qué ese cuerpo debe permanecer acostado y expuesto en un museo?".

Con la excepción de los 1.360 días durante la Segunda Guerra Mundial en la que el cuerpo embalsamado de Lenin fue evacuado a Siberia, la momia del fundador de la Unión Soviética ha estado expuesto frente a las murallas rojas del Kremlin.

En mayo pasado, el mausoleo de Lenin, cuya estabilidad se vio amenazada por las goteras, la nieve y el inexorable paso del tiempo, reabrió sus puertas ocho meses después de las mayores obras de restauración en casi 90 años.

Mientras el mausoleo resiste a duras penas el paso del tiempo, cada vez son más los rusos que abogan por enterrar el cuerpo de Vladímir Ilich Uliánov "Lenin" (1870-1924) en un cementerio.

Según una reciente encuesta del Fondo de Opinión Pública, un 61 por ciento de los rusos es partidario de que Lenin descanse bajo tierra en un camposanto, un 5 por ciento más que hace un año, mientras un 25 por ciento quiere que siga en su sitio.

Aunque Lenin no dejó testamento, su viuda, Nadezhda Krúpskaya, se opuso a la exposición del cuerpo de su marido y dijo que el líder bolchevique había expresado su deseo de descansar junto a su madre y hermano en el cementerio Vólkovskoye de San Petersburgo.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.