Rusia y EEUU dan por fallida la conferencia sobre Siria, según un diario

"Ahora mismo tiene lugar un juego diplomático para ver quién es el primero en anunciar públicamente el fracaso de la iniciativa", reveló al diario una fuente próxima a la delegación que acompañó ayer al ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, a la reunión con su homólogo estadounidense, John Kerry, en Brunei.

Aunque Lavrov y Kerry reiteraron ayer su determinación de celebrar la conferencia, "Estados Unidos tan sólo mantiene esa idea a flote, porque en realidad ya no tiene intención de celebrar la conferencia", aseguró la fuente diplomática rusa.

El diplomático agregó que también Arabia Saudí, uno de los países que más critica el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, está en contra de celebrar la conferencia en Ginebra.

Tras muchos intentos después de proponer en mayo la celebración de la cita internacional, Moscú y Washington, al igual que la oposición siria, han sido incapaces de ponerse de acuerdo sobre los términos para acudir a Ginebra.

Mientras Rusia defiende la presencia de Irán en las negociaciones en la capital suiza, EEUU y otros países la rechazan.

Otra de las cuestiones que ha impedido concretar la realización de la conferencia tiene que ver con las representaciones que enviarán el Gobierno sirio y la oposición.

Al mismo tiempo, los principales grupos de la oposición al régimen de Asad han declarado que no asistirán a la conferencia mientras no se restablezca el equilibrio militar sobre el terreno entre los dos bandos enfrentados en Siria.

"Hasta que no recibamos el armamento y munición necesarios para restablecer el equilibrio sobre el campo de batalla no iremos a la negociación de Ginebra", aseguraba hace unos días a un medio ruso Salim Idris, líder del Ejercito Libre Sirio, uno de los grupos armados opositores más importantes en el país árabe.