Maduro toma el relevo de Chávez en la alianza con Rusia

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asumió hoy el relevo de Hugo Chávez al proseguir el rumbo de la alianza estratégica con Rusia, cuyo líder, Vladímir Putin, forjó una estrecha relación de trabajo con el fallecido dirigente latinoamericano.

Maduro, quien realizó hoy su primera visita a este país desde que asumiera el liderazgo en el país latinoamericano, subrayó que Venezuela "es la patria de los libertadores y Rusia puede contar con la patria de (Simón) Bolívar".

"Durante la última década hemos forjado un mapa de cooperación en diversos ámbitos. Avanzamos en el terreno energético, es decir, petróleo y gas, y suministros de equipos para el sector petrolero", apuntó.

En ese sentido, Rosneft y PDVSA, las petroleras estatales rusa y venezolana, firmaron hoy un acuerdo de cooperación en la realización de proyectos conjuntos en la plataforma continental de Venezuela.

El líder venezolano destacó que la extracción anual en los proyectos petrolíferos conjuntos asciende a 206.000 barriles diarios.

"Dentro de tres o cuatro años esperamos alcanzar el millón de barriles diarios", apuntó.

La eléctrica Inter RAO EES también ha suscrito un acuerdo con PDVSA para la construcción de una central eléctrica, mientras Gazprombank se ha comprometido a conceder un crédito a la petrolera venezolana, informaron la agencia rusas.

Maduro adelantó la pronta apertura en Caracas de una sucursal del banco ruso-venezolano, destinado a financiar proyectos conjuntos, tanto en el terreno energético, como de transporte, infraestructura, vivienda, etc.

La entidad bancaria tendrá también representación en Pekín, otro de los aliados estratégicos de Venezuela desde la irrupción de Chávez, junto a Irán y Bielorrusia.

El líder latinoamericano también desveló los planes de abrir una misión comercial rusa en Caracas y una posible conexión directa por avión entre Moscú y Caracas.

Además, destacó la cooperación en materia militar y de armamento, ya que Venezuela es el primer importador de armas rusas en Latinoamérica.

"Trabajamos con ahínco para continuar la tarea que inició Hugo Chávez", dijo en rueda de prensa.

Por su parte, Putin destacó que ambos mandatarios "corroboraron su posición común de proseguir el rumbo de la cooperación estratégica en todos los ámbitos".

"Usted ha cogido con firmeza el relevo de su antecesor (Chávez), uno de los líderes más brillantes de América Latina, y continúa desarrollando las relaciones ruso-venezolanas", indicó.

Putin destacó que la agenda bilateral es muy amplia y que ambas partes avanzan con éxito en la diversificación de sus intercambios comerciales.

Al respecto, subrayó que Moscú y Caracas coordinarán sus políticas para defender el mercado del gas en el marco del Foro de los Países Exportadores de Gas, en cuya cumbre ambos líderes participaron la víspera en la capital rusa.

El jefe del Kremlin recalcó que el volumen comercial entre los dos países asciende a los 2.000 millones de dólares, mientras que los planes de inversión empresarial superan los 20.000 millones de dólares.

"En Rusia recuerdan y rinden memoria a Hugo Chávez, un gran y sincero amigo de Rusia, un hombre fuerte y valiente", dijo.

En el marco de la visita, Maduro, quien agradeció a Putin su "solidaridad y amistad personal" con Chávez, inauguró hoy una calle en honor del fallecido "comandante" en el noroeste de la capital rusa.

"Chávez era una gigante, un glorioso dirigente latinoamericano. Chávez era una hombre de la humanidad del siglo XXI. Trascendió la tierra que lo vio nacer. Por eso, él nunca se sintió extranjero cuando pisó la heroica tierra de Rusia", dijo.

Maduro desveló una placa en una arbolada calle situada frente al Palacio Petrovski construido en 1780 por orden de Catalina la Grande y convertido hoy en un hotel, y no lejos del estadio del Dinamo Moscú en la avenida Leningradski, una de las más concurridas de la ciudad.

"Chávez vive, Maduro sigue", corearon sin descanso las decenas de jóvenes estudiantes "bolivarianos y socialistas" presentes en el acto, al que asistió también el presidente de Rosneft, Ígor Sechin, uno de los abanderados de la cooperación con Venezuela.

Chávez viajó a Rusia en nueve ocasiones, visitas durante las que suscribió multimillonarios contratos de compra de armas, y abrió los yacimientos de hidrocarburos del país latinoamericano a las compañías petroleras y gasísticas rusas.

Maduro viajará mañana, miércoles, a Bielorrusia, donde se entrevistará con el presidente del país, Alexander Lukashenko, uno de los más estrechos aliados de Chávez en Europa y con el que suscribirá varios acuerdos sobre maquinaria agrícola.