Inmigración de Rusia cree necesario que ACNUR participe en destino de Snowden

El jefe del Servicio Federal de Inmigración ruso, Konstantín Romodánovski, declaro hoy que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) debe tomar cartas en el destino de Edward Snowden, exanalista de la CIA atrapado en Moscú que ha pedido asilo político en una veintena de países.

"Mi experiencia me indica que es necesario y posible la participación de una organización tan respetada como el ACNUR en el destino de Snowden", apuntó Romadánovski a la agencia rusa Interfax.

La misma postura fue expresada la víspera por el Defensor del Pueblo de Rusia, Vladímir Lukín, y también por el presidente del Consejo de Derechos Humanos adjunto a la Presidencia de Rusia, Mijaíl Fedótov.

"Snowden es claramente una persona con tendencia a fugarse de su país a otra parte. (Ahora) está en una zona de paso. Yo apelaría al Alto Comisionado para los Refugiados (de la ONU) y le pediría hacerse cargo de este asunto", señaló Lukín.

Fedótov pidió a las autoridades rusas que intercedan para que el ACNUR tome cartas en el asunto, sobre todo "si (Snowden) realmente tiene problemas con la documentación".

La Guía Práctica de la ONU señala que el ACNUR "expide documentos de viaje en caso de emergencia", aunque añade que dicho documento "suelen expedirlo las autoridades nacionales".

Mientras, el fugitivo más buscado del momento permanece en la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremétievo, donde aterrizó hace diez días procedente de Hong Kong, aseguró a Interfax una fuente próxima a los servicios aeroportuarios.

Los rumores de que Snowden había abandonado este país a bordo del avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, llevaron a que varios países europeos le impidieron sobrevolar sus territorios, por ,lo que obligaron al mandatario latinoamericano a hacer una escala forzosa en su viaje de regreso de Moscú.

Morales pudo continuar el vuelo después de que las autoridades austríacas confirmaran tras un "registro voluntario" del aparato que Snowden no estaba entre los pasajeros del avión presidencial boliviano.

Snowden renunció a la posibilidad de asilarse en Rusia después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, le pusiera como condición para permanecer en el país cesar todas las actividades contra su "socio" Estados Unidos.