El Defensor del Pueblo de Rusia sugiere que el ACNUR se ocupe de Snowden

El defensor del Pueblo ruso, Vladímir Lukín, sugirió hoy que el destino del exanalista de la CIA y de la NSA Edward Snowden, que ha solicitado asilo político en al menos una quincena de países, entre ellos Rusia, debe ser resuelto por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Lukín apuntó que "Rusia, como miembro de la ONU, prestará si puede alguna ayuda al ACNUR".

"Snowden es claramente una persona con tendencia a fugarse de su país a otra parte. (Ahora) se encuentra en una zona de paso. Yo apelaría al Alto Comisario para los Refugiados (de la ONU) y le pediría hacerse cargo de este asunto", señaló.

Igualmente, el presidente del Consejo de Derechos Humanos adjunto a la Presidencia de Rusia, Mijaíl Fedótov, pidió a las autoridades rusas que intercedan para que el ACNUR tome cartas en el asunto, sobre todo "si (Snowden) realmente tiene problemas con la documentación".

La Guía Práctica de la ONU señala que el ACNUR "expide documentos de viaje en caso de emergencia", aunque añade que dicho documento "suelen expedirlo las autoridades nacionales".

Días atrás, Lukín manifestó serias dudas acerca de la conveniencia de dar asilo al estadounidense, reclamado en su país por tres delitos relacionados con el espionaje.

"No estoy seguro de que la estancia de Snowden en nuestro país responda a nuestros intereses naciones y humanitarios", dijo entonces.

Mientras, el propio Snowden revocó hoy su petición de asilo político en Rusia menos de 48 horas después de pedirlo al país donde permanece desde hace nueve días, al tiempo que pidió refugio en al menos otros quince países de todo el mundo.

Snowden, que destapó una trama de espionaje masivo del comunicaciones, dio marcha atrás a su petición después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, condicionara la víspera la concesión de asilo a que abandone toda actividad dirigida contra los intereses de Estados Unidos.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.