Abramóvich abandona la política rusa por ley que impide activos en exterior

El multimillonario ruso Román Abramóvich, dueño del club de fútbol Chelsea y residente en Londres, renunció hoy a su acta de diputado de la región autónoma rusa de Chukotka (Extremo Oriente), de la que fue gobernador entre 2000 y 2008.

El multimillonario ruso Román Abramóvich, dueño del club de fútbol Chelsea y residente en Londres, renunció hoy a su acta de diputado de la región autónoma rusa de Chukotka (Extremo Oriente), de la que fue gobernador entre 2000 y 2008.

"Los diputados de la Duma (Parlamento) de la Autonomía de Chukotka aceptaron la renuncia de Román Abramóvich a su acta de diputado y cargo de presidente de la Duma", señala un comunicado publicado por la web oficial de la región rusa.

Abramóvich, hasta hoy presidente del Parlamento regional de la península situada frente a Alaska (Estados Unidos), deja la política para cumplir con una reciente ley rusa que prohíbe a los cargos públicos la posesión de activos y propiedades en el extranjero.

"Abramóvich continuará su participación en la actividad de la Autonomía de Chukotka. En particular, continuará la realización de varios proyectos de envergadura que permitirán en perspectiva incrementar sensiblemente los ingresos fiscales de la región", agrega el comunicado.

El propietario del Chelsea recibió el respaldo del 92,6 por ciento de los electores en los comicios regionales de 2011, a los que se presentó en las listas de Rusia Unida, el partido oficialista del Kremlin.

Chukotka tiene una superficie mayor que la de Francia (737.000 kilómetros cuadrados), pero está habitada por apenas 50.000 personas, que tradicionalmente se dedican al pastoreo de renos y la caza de morsas.

El Kremlin ha aplicado en los últimos años una política de colocar a oligarcas al frente de algunas regiones deprimidas de Siberia y el Extremo Oriente ruso.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.