Rusia afirma que tiene en Armenia fuerzas para garantizar su seguridad

Ereván, 25 jun (EFE).- El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, aseguró hoy que su país tiene en Armenia suficientes fuerzas y medios para garantizar la seguridad del Estado armenio.

"Hemos visitado la base rusa y nos hemos convencido de que nuestros militares garantizan la seguridad de Armenia", dijo a la prensa Pátrushev en la capital armenia.

El alto cargo ruso subrayó que los armenios no deben preocuparse por la seguridad de su país y agregó: "Aquí hay medios y fuerzas suficientes para garantizarla".

Rusia y Armenia son miembros de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) que agrupa a seis antiguas repúblicas soviéticas.

Moscú mantiene en territorio armenio un contingente de unos 5.000 hombres, emplazado en la base de Guiumri, a unos 130 kilómetros al norte de Ereván.

Dicha base, según diversas fuentes, cuenta con sofisticados sistemas de misiles antiaéreos S-300 y aviones MiG-29.

La presencia militar rusa en Armenia es considerada el pilar de la seguridad de este país, que mantiene un conflicto territorial con Azerbaiyán, otra antigua república soviética.

El litigio entre Armenia y Azerbaiyán se remonta a los tiempos de la Unión Soviética, cuando la población mayoritariamente armenia de Nagorno Karabaj pidió la incorporación de ese territorio azerbaiyano a Armenia, tras lo que estalló una cruenta guerra (1991-1994) en la que murieron, según distintas fuentes, unas 25.000 personas.

La que fue la primera guerra entre dos repúblicas soviéticas concluyó con la expulsión de los azerbaiyanos de Nagorno Karabaj y la ocupación de una vasta zona de Azerbaiyán, que permitió unir el enclave a Armenia.

Azerbaiyán ha advertido en reiteradas ocasiones de que si las negociaciones no concluyen con el restablecimiento de su integridad territorial, tal y como lo exigen las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, se reserva el derecho de usar la fuerza militar para alcanzar ese objetivo. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.