Futura gobernadora del Banco Central ruso afirma que no habrá devaluación

Elvira Nabiúlina, quien el próximo lunes asumirá el cargo de gobernadora del Banco Central de Rusia, afirmó hoy que no se espera una devaluación del rublo, aunque éste se ha depreciado casi un 8 por ciento desde el inicio de 2013 frente a las principales divisas internacionales.

Los temores a una devaluación se dispararon después de que este lunes el Ministerio de Finanzas ruso anunciara que el próximo mes de agosto comenzaría la compra de divisas en el mercado para cubrir las necesidades del Estado.

El titular esa cartera, Antón Silúanov, declaró que la medida podría conducir a un ligero debilitamiento del rublo, de entre el 3 y 6 por ciento, frente las principales divisas.

"La palabra 'devaluación' es completamente inapropiada. No sé de dónde ha salido todo esto", dijo el jueves Silúanov, quien achacó a la prensa ser la causante de los temores por la suerte del rublo.

Durante esta semana, se sucedieron las declaraciones de altos cargos del Gobierno y de la banca a fin de tranquilizar a la población del país, que en agosto de 1998 vio cómo de la noche la mañana el valor del rublo se redujo a menos de un tercio.

"No hay ningún motivo para sospechar que el Banco Central bajará la cotización (del rublo) y que ésta caerá bruscamente. Lo más importante es no dejarse llevarse por el pánico", declaró la víspera Herman Gref, presidente de Sberbank, el banco más grande de Rusia.

Hoy, Nabiúlina insistió en que la fluctuaciones en la paridad del rublo obedecen a los factores del mercados y en que "el Banco Central y el Gobierno de Rusia desarrollan una política tendente a fortalecer la confianza en la moneda nacional"