Un hombre muerto en el polígono militar ruso donde explotó munición

Un hombre fue hallado hoy muerto en el polígono militar de la región de Samara, a unos mil kilómetros al sureste de Moscú, donde la víspera se produjeron numerosas explosiones de proyectiles y munición de combate.

El departamento, que aún no ha revelado la identidad de la víctima, precisó que se trata de un hombre nacido en 1983 e informó de que 11 de los 42 heridos han tenido que ser hospitalizados.

Las autoridades locales de esa región bañada por el río Volga han evacuado a unos 6.500 residentes en las inmediaciones del lugar del accidente, de acuerdo con las agencias rusas.

Mientras, el presidente ruso, Vladímir Putin, tildó hoy de insuficientes los esfuerzos emprendidos por las autoridades para garantizar la seguridad en los polígonos, a raíz de una serie de accidentes similares en los últimos años.

"Esos hechos, que ocurren uno tras otro y que no son ninguna novedad, demuestran que los esfuerzos realizados en el ámbito del respeto de las normas de seguridad y tecnologías de demolición de municiones no son suficientes", dijo.

En internet han aparecido grabaciones de vídeo realizadas con teléfonos celulares en las que se ve cómo los proyectiles vuelan por los aires y sus fragmentos caen al suelo.

"Gracias a la profesionalidad de los bomberos y los equipos de rescate se consiguió controlar el foco del incendio e impedir que se propagase hacia el pueblo de Nagorni", aseguró un portavoz ministerial a la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

Agregó que la situación en el polígono es "estable" y que en las últimas horas no se han producido nuevas explosiones.

El incendio se produjo a consecuencia del estallido de unos proyectiles de artillería almacenados en el polígono, que alberga unos 13 millones de unidades de munición.

Más de 50 soldados rusos han muerto y otros 300 han resultado heridos en los últimos años durante la destrucción de munición en arsenales o polígonos militares.

A mediados de 2011, seis soldados murieron y otros doce resultaron heridos en una explosión ocurrida en un polígono militar en la región de Ástrajan, cerca del mar Caspio, tras lo que el Ministerio de Defensa ordenó reforzar las medidas de seguridad en todas las instalaciones militares del país.

En mayo de ese mismo año, miles de personas tuvieron que ser evacuadas de una aldea de la república de Bashkiria, a unos mil kilómetros al sureste de Moscú, debido a las explosiones de proyectiles de artillería en un arsenal.

En la mayoría de los casos las causas de las detonaciones son la obsolescencia de la munición, las malas condiciones de almacenamiento y el incumplimiento de las normas de seguridad.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.