El mayor carguero europeo ATV-4 se acopla a la plataforma espacial

El carguero europeo más pesado hasta la fecha, ATV-4 (Automated Transfer Vehicle), se acopló hoy con éxito a la Estación Espacial Internacional, informan las agencias rusas.

Durante la aproximación a la EEI el carguero, bautizado con el nombre de Albert Einstein, en honor al autor de la teoría de la relatividad, realizó cuatro "paradas preventivas" a distancias de 3,5 kilómetros, 250 metros, 20 y 12 metros de la plataforma.

En el curso de la maniobra se utilizaron distintos sistemas de navegación y orientación, entre ellos, el estadounidense GPS y el ruso "Kursk", el último para realizar un control visual de los parámetros del enganche.

La maniobra se produjo con un retraso de 20 minutos dado que la ESA necesitó más tiempo para verificar el funcionamiento de los reflectores de láser de la plataforma a raíz de las sospechas de que estos podían haber sido dañados por una antena del anterior carguero Progres de fabricación rusa.

Einstein, cuarta nave de carga automática, lanzada el pasado 5 de junio desde el puerto espacial de Kurú, en la Guayana francesa, pesa 20,2 toneladas y es la que transporta la mayor cantidad de carga útil.

Este carguero responde al compromiso de la ESA de construir un ATV al año, y su lanzamiento llegó después de los efectuados en marzo de 2008 (Julio Verne), febrero de 2011 (Johannes Kepler) y marzo de 2012 (Edoardo Amaldi).

Su misión durará cinco meses, y una vez finalizada, antes de dejar la EEI, será cargado con bolsas de desechos y piezas de 'hardware' innecesarias.

Como en las anteriores ocasiones, según detalló la ESA en su nota, todo se desintegrará durante la re-entrada de la nave en la atmósfera, sobre el océano Pacífico.

El último ATV de la serie se lanzará en 2014, pero no supondrá el final de ese programa, porque su "avanzado diseño" servirá para suministrar a la NASA 'hardware' derivado de esos cargueros para la nave Orion, que prevé llevar a astronautas más lejos que cualquier exploración hasta ahora, y cuyo primer vuelo de prueba está previsto en 2017.

La tripulación actual de la EEI está integrada por los rusos Fiódor Yurchijin, Pável Vinográdov y Alexandr Misurkin; el italiano Luca Parmitano, astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA); los estadounidenses Chris Cassidy y Karen Nyberg de la NASA.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.