Rusia tendrá en cuenta uniones homosexuales al firmar acuerdos de adopción

"Naturalmente, nosotros seguimos de cerca la adopción por ciertos países de leyes de legalización de los matrimonios homosexuales", afirmó Grigori Karasin, viceministro de Exteriores ruso, citado por las agencias locales.

Karasin, que hizo estas afirmaciones durante una reunión de los comités de Exteriores y de Familia de la Duma o cámara de diputados, añadió que eso se tiene en cuenta "al preparar los acuerdos bilaterales de adopción internacional".

Los acuerdos bilaterales incluyen "garantías contra la adopción de niños rusos por parte de parejas del mismo sexo", destacó el diplomático, quien insistió que para Rusia una familia está compuesta inequívocamente por un hombre y una mujer.

"En estos momentos prosiguen las negociaciones para la firma de acuerdos bilaterales con España, Irlanda, Israel (...). Estos acuerdos estipulan un estricto control sobre la vida de los niños rusos en el extranjero", señaló.

En concreto España, el tercer país que adopta más niños rusos tras Italia y Estados Unidos, lleva desde el pasado año negociando la firma de un acuerdo bilateral.

Los acuerdos bilaterales obligarán a los países a registrar a los niños adoptados en los consulados rusos, la presentación de informes sobre las condiciones de vida y la educación de los niños, y la conservación de la ciudadanía rusa.

En el caso de los países con los que Rusia ha suscrito y ratificado ya acuerdos bilaterales y que posteriormente aprobaron las uniones homosexuales, como es el caso de Francia, la Cancillería aboga por su modificación de mutuo acuerdo.

Karasin precisó que los cambios deben garantizar que la aprobación de las adopciones debe correr a cargo de los tribunales rusos, que tomarán una decisión en virtud de la legislación vigente en este país y no en Francia.

A su vez, advirtió de que el Gobierno ruso se propone retirar la licencia a las agencias de adopción internacional que formalicen la acogida de un menor ruso por parte de una familia homosexual o de personas con una "orientación sexual no tradicional".

La Duma estudiará el próximo 18 de junio una ley que prohíbe la adopción de niños rusos por parte de parejas homosexuales y que podría ser aprobada el 21 de este mes.

La pasada semana, con ocasión de la cumbre Rusia-Unión Europea, el presidente ruso, Vladímir Putin, adelantó que promulgará dicha prohibición si la Duma le presenta el correspondiente proyecto de ley.

"Si el Parlamento ratifica esa ley, la firmaré. Me tienen harto con esas parejas homosexuales. Hay que mostrar menos agresividad y no inflar el problema. Así será mejor para todos", dijo, visiblemente molesto.

A finales de marzo, el diario ruso "Izvestia" informó de que Putin había ordenado al Gobierno y pedido al Tribunal Supremo que prohíban por ley la adopción de niños rusos por parte de homosexuales.

"Debemos reaccionar ante lo que ocurre a nuestro alrededor. Nosotros respetamos a nuestros socios, pero pedimos que respeten nuestras tradiciones culturales y éticas, y las normas legales y morales de Rusia"