Rusia descarta acelerar suministro misiles S-300 a Siria tras anuncio de EEUU

Rusia no se plantea acelerar el suministro a Damasco de los misiles antiaéreos S-300 tras el anuncio de Estados Unidos de que armará a los rebeldes sirios, aseguró hoy Yuri Ushakov, asesor del Kremlin.

Recientemente, el presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró que los sistema S-300, que el Kremlin considera un factor de contención contra una intervención exterior en el país árabe, aún no habían sido enviados al régimen sirio de Bachar al Asad.

Rusia considera que ese armamento es defensivo y su envío no violaría ninguna norma internacional ni alteraría el equilibrio estratégico de la región, mientras EEUU e Israel consideran que los S-300 son una amenaza para todo Oriente Medio.

El asesor del Kremlin criticó la decisión de EEUU de armar a los rebeldes sirios, aduciendo que ésta "no facilitará la preparación de la conferencia internacional" en Ginebra para el arreglo político en Siria.

Al respecto, el portavoz de la Cancillería rusa, Alexandr Lukashévich, destacó que la decisión de EEUU de armar a los rebeldes refleja su fracaso a la hora de convencer a la oposición de que participe en la conferencia de paz.

"Tales informaciones no pueden sino causar una gran preocupación. Más aún cuando se dan en el marco de llamamientos para ir aún más lejos y establecer una zona de exclusión aérea sobre Siria, además de ayudar no sólo con armas, sino con armamento pesado", señaló.

Moscú no duda de que aumentar el suministro de armamento a los rebeldes incrementará la violencia contra la población civil.

"Seguimos fieles al rumbo del arreglo político y pacífico del conflicto en Siria y continuamos trabajando para convocar la conferencia internacional con el fin de lograr ese objetivo", añadió.

Por su parte, Ushakov adelantó que el conflicto en Siria centrará la reunión que mantendrán este lunes los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Estados Unidos, Barack Obama, durante la cumbre del G8 en Irlanda del Norte.

"Por supuesto, se prestará una gran atención al problema sirio, especialmente después del anuncio de que los servicios secretos de EEUU poseen datos acerca de que el régimen de Asad utilizó armas químicas, en concreto, el gas paralizante sarín", dijo Ushakov.