Investigan malversación fondos públicos en reconstrucción del teatro Bolshói

La compañía "PO Teplotejnik" suscribió un contrato para reparar la red eléctrica del teatro y, pese a que sólo cumplió parcialmente con las obligaciones contraídas, se le transfirió dicha cantidad en su totalidad a su cuenta bancaria, según el comunicado policial.

La Justicia rusa, según las agencias locales, ha incoado un expediente penal por estafa empresarial en grandes cantidades en virtud del artículo 159 del Código Penal, que estipula penas de hasta 10 años de cárcel.

"El dinero asignado a la reconstrucción no lo gestionaba el Bolshói. Todos los asuntos financieros corrían a cargo de la dirección creada por el Ministerio de Cultura", dijo Katerina Novíkov, portavoz del Bolshói, a la agencia oficial RIA-Nóvosti.

La reconstrucción del teatro se vio salpicada por escándalos de corrupción y conflictos urbanísticos, que obligaron a la fiscalía rusa a abrir en su momento una investigación sobre la presunta desaparición de fondos públicos.

Una de las figuras más críticas con la reconstrucción del Bolshói fue el prestigioso bailarín y coreógrafo del teatro, Nikolái Tsiskaridze, quien denunció que las reformas no habían tenido en cuenta la opinión de los artistas.

En particular, criticó el hecho de que una de las modernas salas de ensayo es tan baja, que los bailarines no pudieran levantar a sus parejas por riesgo a golpearse contra el techo.

Las críticas le han costado caras a Tsiskaridze, ya que el Bolshói ha anunciado que no le renovará el contrato, que expira el 30 de junio, motivo por el que sus partidarios han convocado una protesta para el sábado frente al teatro.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.