El Kremlin niega que haya otra mujer en la vida de Putin

"No, eso no es así", dijo Dmitri Peskov, portavoz de la Presidencia rusa, en respuesta a la pregunta de un periodista de la emisora "Eco de Moscú" sobre los rumores de que Putin mantiene una relación sentimental con otra mujer.

El Kremlin negó hoy que haya otra mujer en la vida del presidente ruso, Vladímir Putin, quien anunció anoche que se separa de su esposa, Ludmila, tras casi 30 años de matrimonio.

"No, eso no es así", dijo Dmitri Peskov, portavoz de la Presidencia rusa, en respuesta a la pregunta de un periodista de la emisora "Eco de Moscú" sobre los rumores de que Putin mantiene una relación sentimental con otra mujer.

Peskov agregó: "No es nada difícil, aun sin ser un experto, mirar el horario de trabajo de Putin. Y entender que su vida, lamentablemente, no está de ninguna manera atada a una relación sentimental".

Su vida, "está atada sólo a sus obligaciones, a las responsabilidades que asume como jefe del Estado", subrayó.

"El resto son cotilleos, rumores e invenciones. (La separación) fue una decisión en común", indicó.

En cuanto a la posibilidad de que el jefe del Kremlin pueda casarse de nuevo en un futuro, como hiciera hace años el expresidente francés, Nicolas Sarzkozy, Peskov aseguró que se trata de "rumores y chismes".

El portavoz del Kremlin pidió no inmiscuirse en la vida privada de Vladímir y Ludmila Putin, quienes aún no han formalizado su divorcio legalmente.

"Es un formalismo. De nuevo, dejémoslo a Vladímir Vladímirovich y Ludmila Alexándrovna. Eso es absolutamente un asunto personal", apuntó.

Peskov también instó a la prensa a "no meterse en la vida" de la hasta ahora primera dama de Rusia.

"Con todo, estoy seguro, y así lo dijo ella misma, de que está agradecida a Putin. En primer lugar, por su magnífica relación personal y, en segundo lugar, porque sigue cuidando de ella y de sus hijas, que ya son mayores e independientes", dijo.

El líder ruso y Ludmila Putina anunciaron su separación a un reportero del canal de televisión "Rusia 24" en el descanso del ballet "Esmeralda", en el Gran Palacio del Kremlin.

"Yo y Ludmila Alexándrovna seguiremos siendo amigos. Estoy seguro, siempre", dijo Putin, quien vinculó la separación con el hecho de que a su esposa no le gusta nada ser un personaje público.

Por su parte, Ludmila Putina aseguró: "Sí, se puede decir que es un divorcio civilizado. Efectivamente, ha sido una decisión común".

"Nuestro matrimonio ha terminado debido a que prácticamente no nos vemos. Vladímir Vladímirovich (patronímico de Putin) está totalmente enfrascado en su trabajo. Nuestras hijas son mayores, cada una vive su propia vida", señaló.

Vladímir Putin contrajo matrimonio con Ludmila Skrevneva el 28 de julio de 1983, tras lo que convivieron durante varios años en Alemania Oriental, donde el actual líder ruso trabajaba para el KGB soviético.

Su primera hija, María, nació en abril de 1985 en Leningrado; mientras la segunda, Yekaterina, lo hizo en agosto de 1986 en Dresde, Alemania Oriental.