Putin asegura que los misiles S-300 aún no han sido enviados a Siria

El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró hoy que los misiles antiaéreos S-300 aún no han sido enviados al régimen sirio de Bachar al Asad al término de la cumbre Rusia-Unión Europea que se celebra en la ciudad de Yekaterimburgo (Urales).

El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró hoy que los misiles antiaéreos S-300 aún no han sido enviados al régimen sirio de Bachar al Asad al término de la cumbre Rusia-Unión Europea que se celebra en la ciudad de Yekaterimburgo (Urales).

"El contrato (de suministro de los S-300 a Siria) fue firmado hace varios años. Aún no ha sido ejecutado", aseguró Putin en la rueda de prensa retransmitida en directo por la televisión pública rusa.

El jefe del Kremlin desmintió de esta manera las afirmaciones de Asad, quien anunció la pasada semana que Damasco ya había recibido esos sistemas antiáereos rusos.

"En lo que se refiere a los S-300, se trata de uno de los mejores sistemas de defensa antiáerea del mundo, sino el mejor. Seguramente, el mejor. Obviamente, es un arma seria. No queremos alterar el equilibrio en la región", dijo.

Putin subrayó que "el suministro de armamento a Siria se está cumpliendo sobre la base de contratos transparentes reconocidos internacionalmente".

"Estos (contratos) no violan ninguna norma internacional. Y se cumplen exclusiva y plenamente en el marco del derecho internacional", dijo, junto a los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, y la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton.

Por otra parte, advirtió que una injerencia militar en Siria estaría condenada al fracaso y añadió que "causaría irremediablemente graves consecuencias humanitarias".

"Cualquier intento de influir en la situación por la fuerza, con una injerencia militar directa, está condenada al fracaso", aseguró el jefe del Kremlin.

Putin también expresó su decepción por la reciente decisión de la UE de levantar el embargo al suministro de armas a la oposición siria.

"No voy a ocultarlo, esto nos decepcionó", dijo.

En cuanto a la conferencia internacional para el arreglo político en Siria propuesta por Rusia y Estados Unidos, Putin acusó a la oposición siria de falta de buena voluntad.

"¿Qué es lo que estorba? Estorba, por lo visto, la ausencia de buena voluntad por parte de la oposición armada, la ausencia de una plataforma unificada de la oposición y la imposibilidad de determinar los participantes de la oposición armada en la conferencia", destacó.

Putin destacó además que Rusia ha cumplido con su compromiso de persuadir a las autoridades sirias para que confirmaran su participación en la conferencia de Ginebra.

"Como ya es sabido, los dirigentes sirios ya anunciaron oficialmente su disposición a tomar parte en esta labor", aseveró.