Supremo ruso considera que Jodorkovski debió ser condenado a una pena menor

El Tribunal Supremo ruso manifestó hoy que el magnate Mijaíl Jodorkovski, fundador de la expropiada petrolera Yukos, y su socio, Platón Lébedev, debían haber sido condenados a una pena menor por el segundo caso de robo de petróleo.

El alto tribunal explicó que este fue uno de los motivos por los que decidió aceptar a trámite el recurso interpuesto por los abogados de Jodorkovski y Lébedev, y que será estudiada el próximo 6 de agosto.

"La información sobre la fecha de la vista la hemos recibido hace poco, por lo que Jodorkovski y Lébedev no saben nada sobre ello. Cuando les informemos, decidirán si quieren asistir personalmente al proceso", dijo Vadim Kliuvgant, abogado del primero.

Cuando el Supremo estudie el recurso, Jodorkovski ya habrá estado en la cárcel casi diez años y le quedará por cumplir aún más de un año y dos meses de pena.

A Lébedev, que lleva más de una década entre rejas, le faltan once meses por cumplir.

En diciembre de 2012 la Justicia rusa recortó en dos años la condena de cárcel dictada contra ambos empresarios por los delitos económicos de robo de petróleo y blanqueo de dinero.

Entonces, el juez vinculó su decisión con la suavización de las penas estipuladas en el código penal ruso por la comisión de delitos económicos.

Jodorkovski, en el pasado el hombre más rico de Rusia, fue detenido en octubre de 2003 y cumple su condena en Siberia.

Ambos empresarios fueron sentenciados primero a ocho años de cárcel en 2005, condena que le granjeó a Rusia un aluvión de críticas internacionales.

El defensor del pueblo ruso, Vladímir Lukín, ha asegurado que ambos socios en Yukos, que fue la mayor petrolera privada de Rusia, deberían haber sido puestos en libertad hace mucho tiempo.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.