Destruyen en Afganistán siete laboratorios que suministraban heroína a Rusia

"Las servicios secretos de Afganistán, en cooperación con Rusia y Estados Unidos, han llevado a cabo una serie de operaciones para destruir laboratorios y canales de narcotráfico orientados a la ruta del norte. Hace justo una semana (...) fueron destruidos siete laboratorios de heroína que trabajan en la ruta rusa", dijo Ivanov.

El jefe antidroga ruso alabó estas operaciones como "un claro ejemplo de la estrecha cooperación ruso-estadounidense en la lucha contra el narcotráfico", según la agencia Interfax.

Anunció además que los servicios especiales de los dos países trabajan en la liquidación de un canal de suministro de cocaína desde Sudamérica a Rusia.

Estados Unidos y Rusia ya tienen experiencia a la hora de cortar el suministro de grandes partidas de cocaína desde Latinoamérica, subrayó Ivanov durante la reunión de la comisión bilateral ruso-estadounidense sobre el tráfico de drogas, celebrada en la ciudad balneario de Sochi, a orillas del mar Negro.

Por parte estadounidense acudió a la comisión, adjunta a las presidencias de ambos países, el director de la Oficina Nacional de Control sobre Drogas de la Casa Blanca, Gil Kerlikowske.

Rusia aprovechó la cita para reiterar su disposición de cooperar con Washington en la lucha contra el narcotráfico, la propaganda de las drogas y su distribución a través de internet, y el blanqueo del dinero procedente de esta actividad criminal.

Según datos del SFA, más de 100.000 personas mueren en Rusia todos los años a causa de las drogas.

Las últimas investigaciones indican que alrededor de 8,5 millones de rusos consumen drogas de forma ocasional, mientras que 18,5 millones de personas han probado alguna droga al menos una vez en su vida.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.