Siria aún no ha recibido los misiles S-300, según la industria militar rusa

Siria aún no ha recibido los misiles antiaéreos S-300, en virtud de un contrato suscrito antes del estallido del conflicto en el país árabe, informó hoy una fuente de la industria militar rusa.

Con todo, la fuente vinculada con los organismos de exportación de armas subrayó: "Tenemos un contrato de suministro a Siria de 3PC S-300 y tenemos intención de cumplirlo".

La fuente, que no especificó los plazos y las condiciones del contrato, aseguró que antes de recibir los misiles los militares sirios deberán recibir instrucción para poder manejar esos sistemas antiaéreos.

El viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, aseguró la víspera que los S-300 son un factor de contención para evitar una intervención exterior en Siria.

"Hablamos del suministro de armamento defensivo al Gobierno de un país para la defensa de sus infraestructuras y sus tropas", dijo en rueda de prensa.

Riabkov subrayó que "estos sistemas, por sus propias características, no pueden ser utilizados por grupos armados ilegales en el tipo de lucha que se libra en Siria".

Israel, cuyo primer ministro, Benjamin Netanyahu, visitó recientemente Moscú para persuadir al Kremlin de que suspenda la venta de armas a Damasco, subrayó ayer que los misiles son una amenaza para su seguridad.

En 2010 el Kremlin renunció a la entrega de los S-300 a Irán, pese a tener un contrato en vigor, después de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara unas sanciones que prohibían la venta de armamento pesado a Teherán.

Rusia ha criticado la decisión de la Unión Europea de levantar el embargo de armas con destino a los rebeldes sirios.