Cerca de 1.500 menores se quitaron la vida en Rusia el año pasado

Cerca de 1.500 menores de edad se quitaron la vida en Rusia el año pasado, mientras que más de 1.200 fueron víctimas de violencia sexual, informó hoy el jefe del Comité de Instrucción (CI) ruso, Alexandr Bastrikin.

"Tenemos base legal para responsabilizar a los medios que publican información que propicia los ánimos suicidas entre los niños", subrayó Bastrikin en una reunión sobre la estrategia nacional para la infancia celebrada en el Kremlin.

El jefe del CI aseveró que en 2012 "se registraron 1.241 casos de violencia sexual hacia los niños" y precisó que 160 menores murieron y otros 450 sufrieron lesiones graves a consecuencia de estos delitos.

Bastrikin aseguró tener la impresión de que "en algunas administraciones existe una fuerte resistencia, una especie de lobby o mafia, que permite a muchos violadores de niños recibir condenas mínimas por sus delitos o incluso evitar el castigo".

Rusia se sitúa en el primer puesto en suicidios infantiles entre los países europeos, con un incremento del 37 por ciento en los últimos años, según el Servicio de Defensa del Consumidor (SDC) ruso.

En total, durante el periodo 1990-2010 se registraron en Rusia cerca de 800.000 suicidios, según la página web del SDC.

Los suicidios infantiles saltaron a las primeras planas de la prensa rusa hace poco más de un año, cuando dos adolescentes de 14 años, tras anunciar su propósito en internet, saltaron agarradas de la mano desde la azotea de un edificio.

"Odio que me pregunten si también me tiraría de un edificio de nueve plantas si lo hacen mis amigos. Pues claro que lo haría, qué voy hacer sin mis amigos", escribió en internet una de las niñas justo antes de quitarse la vida.

Precisamente este mensaje que dejó la menor en una popular red social rusa reavivó el debate sobre la influencia de internet en los más jóvenes, un debate que sigue candente un año después.