Embajador sirio en Moscú niega congelación de los suministros de armas rusas

El embajador de Siria en Rusia, Riad Haddad, negó hoy una posible congelación de los suministros de armas rusas debida a una petición de Israel, en particular de los misiles antiaéreos S-300.

El embajador de Siria en Rusia, Riad Haddad, negó hoy una posible congelación de los suministros de armas rusas debida a una petición de Israel, en particular de los misiles antiaéreos S-300.

"Todos los acuerdos suscritos entre Siria y Rusia se están cumpliendo sin cambio alguno", dijo Haddad a la agencia rusa Interfax.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, visitó recientemente Moscú para convencer al presidente ruso, Vladímir Putin, que suspendiera las exportaciones de armamento con destino al régimen de Bachar al Asad.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró recientemente en Varsovia que Moscú está completando la entrega de los misiles S-300 a Damasco y argumentó que dichos sistemas no tienen carácter ofensivo.

Según informó la pasada semana el diario estadounidense "New York Times", que citaba a funcionarios de EEUU, Rusia también ha enviado a Siria una nueva tanda de misiles de crucero antibuque del tipo Yakhont, equipados con un radar más avanzado.

Las autoridades rusas sostienen que su armamento no desestabiliza la situación en el país árabe ni altera el equilibrio estratégico en Oriente Medio, al tiempo que pone en duda que sus armas hayan sido utilizadas para reprimir a los opositores de Bachar al Asad.

La Unión Europea debate hoy en Bruselas la conveniencia de levantar el embargo de armas en favor de los rebeldes sirios, que en las últimas semanas han cedido posiciones ante el Ejército del régimen de Damasco.