El banco belga KBC completa la venta de su filial rusa Absolut Bank

Además, Absolut Bank devolvió los 700 millones de euros de financiación interna proporcionada por KBC mediante una refinanciación con otras transacciones en el mercado de capitales entre la firma y el cierre del acuerdo de venta, informó hoy el banco belga en un comunicado.

La operación tendrá un impacto negativo de 100 millones de euros en los resultados consolidados del segundo trimestre de KBC, pero no en su balanza de capital.

De acuerdo con el banco, esto se debe a diferencias en el tipo de cambio que ya han sido absorbidas en la base de capital del grupo.

El acuerdo de venta libera hasta 300 millones de euros en capital para KBC (200 millones en el segundo trimestre) al reducir los activos ponderados por riesgo en 2.000 millones de euros y mejora en última instancia el ratio de capital de máxima calidad en un 0,4 % (un 0,3 % entre abril y junio).

Tras la venta de Absolut Bank, KBC ya no está presente en el mercado bancario ruso y por ende cumple plenamente con el acuerdo cerrado en noviembre de 2009 con la Comisión Europea (CE) en el que se comprometía a deshacerse de su filial rusa, asegura la entidad.

El consejero delegado de KBC, Johan Thijs, afirmó que esta desinversión permitirá ahora al banco centrar su estrategia en el negocio bancario y asegurador en su mercado doméstico de Bélgica y en Europa Central y del Este (República Checa, Eslovaquia, Hungría y Bulgaria.