Satélite ecuatoriano "está vivo" tras chocar con restos de cohete ruso

"Pegaso está vivo, está transmitiendo, pero no podemos captar su señal porque está girando sobre sí mismo, de manera que la antena no puede orientarse a la tierra", señaló Náder tras destacar que la coraza que blinda al satélite impidió que las partículas de los restos del cohete soviético lo dañaran.

El satélite Pegaso, puesto en órbita el pasado abril, sobrevivió a un choque lateral con fragmentos de restos de un cohete soviético lanzado en 1985, indicó hoy a Efe el director de la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana (Exa), Ronnie Náder.

"Pegaso está vivo, está transmitiendo, pero no podemos captar su señal porque está girando sobre sí mismo, de manera que la antena no puede orientarse a la tierra", señaló Náder tras destacar que la coraza que blinda al satélite impidió que las partículas de los restos del cohete soviético lo dañaran.

Además, precisó que antes del choque, ocurrido una media hora después de la medianoche de este miércoles, Exa envió un par de comandos informáticos al satélite para que este se protegiera.

Ahora "tenemos que esperar a que su sistema de navegación lo estabilice", lo que puede durar hasta tres meses, agregó el cosmonauta ecuatoriano.