Gobierno ruso, en contra de restablecer el Museo de Arte Occidental en Moscú

El ministro de Cultura ruso, Vladímir Medinski, se pronunció hoy en contra de restablecer el Museo de Arte Occidental Contemporáneo en Moscú, desaparecido en 1948, a costa de trasladar a la capital rusa parte de la colección actual del Hermitage de San Petersburgo.

a recuperación del mítico museo, que entre 1923 y 1948 reunió en la capital rusa una destacada colección de arte del siglo XIX y principios del XX, fue planteada por la directora del Museo Púshkin de Moscú, Irina Antónova, en un programa de televisión en directo en que el presidente ruso, Vladímir Putin, respondió a los ciudadanos.

Poco después, el líder del Kremlin ordenó al Gobierno presidido por Dmitri Medvédev estudiar e informar antes del próximo 15 de junio sobre la conveniencia de la reapertura hacerlo.

Medinski subrayó en la reunión de Cultura que la propuesta de Antónova ha causado un gran revuelo en Rusia y como consecuencia de la polémica ha crecido la afluencia del público tanto al Púshkin como al Hermitage.

El restablecimiento implicaría que el Hermitage devolviera a la capital rusa la colección de arte contemporáneo occidental con la que se hizo tras la desaparición del museo moscovita en 1948.

El restablecido Museo de Arte Occidental incluiría una impresionante colección de obras firmadas por autores de la talla de Édouard Manet, Pierre Renoir, Claude Monet, Auguste Rodin, Paul Cézzane, Pablo Ruiz Picasso, Vincent Van Gogh, Marc Chagall, Toulouse-Lautrec, Eugéne Delacroix, Francisco Goya y Edgar Degás, entre otros.

En su origen, el museo de Moscú fue creado gracias a dos colecciones reunidas por los mecenas de arte Ivan Morózov y Serguéi Shiukin.

Posteriormente, su colección fue dividida entre el Hermitage y el Museo de las Bellas Artes Púshkin de Moscú, que presume en la actualidad de la mejor colección de arte occidental de Rusia.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.