La UE avanza hacia acuerdo de asociación con Ucrania a la espera de reformas

La Comisión Europea (CE) adoptó hoy dos propuestas enfocadas a una eventual firma de un acuerdo de asociación con Ucrania, y pidió al país que cumpla con las condiciones que se le exigen para alcanzarla, informó la institución en un comunicado.

Asimismo, se busca mejorar el acceso del país al mercado interno de la UE, incluyendo un pacto de libre comercio.

La CE resaltó que sólo firmará el acuerdo de asociación si Kiev cumple con las condiciones políticas que la Unión considera necesarias, y que se refieren especialmente a la justicia selectiva, a los procesos electorales y a otras reformas generales.

Si Ucrania cumpliera con tales condiciones, el acuerdo de asociación podría firmarse en la Cumbre de la Asociación Oriental que se celebrará el próximo noviembre en Vilna, tal como se decidió en un consejo de Asuntos Exteriores celebrado en diciembre de 2012.

En aquella ocasión, se fijo el actual mes de mayo como plazo para que las autoridades ucranianas pongan sobre la mesa acciones que satisfagan a los Veintisiete.

El Ejecutivo europeo consideró que las propuestas adoptadas hoy son un "paso preparatorio necesario" ante la posible firma del acuerdo de asociación.

Estas propuestas son un "paso importante hacia un posible acuerdo de asociación que se podría firmar en diciembre, si Ucrania muestra un progreso y acciones determinados identificadas por el Consejo", dijo hoy en rueda de prensa la portavoz comunitaria Pia Ahrenkilde.

Para que la UE pueda autorizar la firma de este acuerdo, los Estados miembros tienen que dar su beneplácito, y el Consejo Europeo debe dar su visto bueno a las propuestas adoptadas por la Comisión.

Las negociaciones para alcanzar este acuerdo de asociación se lanzaron en 2007, después de que se permitiera el acceso de Ucrania a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Un año más tarde comenzó a negociarse, como paso previo al acuerdo de asociación, un tratado de libre comercio, que se lanzó en 2012.

La UE es el principal socio comercial de Ucrania, mientras que para los Veintisiete Ucrania representa, entre otras cosas, un punto clave para el suministro energético como país de tránsito del gas ruso y de los países del Asia Central y el Mar Negro.