El BERD rebaja a la mitad su previsión de crecimiento para Rusia en 2013

El Banco Europeo para la Reconstrucción y Desarrollo (BERD) rebajó hoy a la mitad su previsión de crecimiento de la economía rusa este año, que ha dejado en un 1,8 por ciento en lugar del 3,5 pronosticado en febrero.

"Esta ralentización se debe en gran parte a la caída de la demanda interior y exterior, aunque las dificultades en el ámbito de la producción también han desempeñado un papel importante", señala el BERD en su informe publicado hoy.

Los expertos confían en que las medidas de estímulo del Gobierno ruso ayudarán a que el PIB ruso vuelva a crecer el 3 por ciento el año que viene.

Al mismo tiempo, el BERD reiteró su ya tradicional argumento de que Rusia necesita mejorar su clima empresarial para estimular las inversiones, un aspecto clave para diversificar la economía en opinión de los analistas del organismo internacional.

También el Ministerio de Economía revisó recientemente a la baja sus previsiones de crecimiento del producto interior bruto (PIB), que dejó en un 2,4 por ciento en lugar del 3,6 por ciento previsto al inicio del ejercicio.

El año pasado, la economía rusa creció un 3,5 por ciento, medio punto por debajo de las previsiones oficiales.