Dimite Vladislav Surkov, jefe de la administración del Gobierno ruso

"Efectivamente, Surkov se fue por iniciativa propia, pero tiene que ver con el cumplimiento de los decretos presidenciales", dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, citado por las agencias locales

El viceprimer ministro y jefe de la administración del Gobierno ruso, Vladislav Surkov, dimitió hoy de su cargo después de que el presidente, Vladímir Putin, criticara la víspera la gestión del Ejecutivo.

"Efectivamente, Surkov se fue por iniciativa propia, pero tiene que ver con el cumplimiento de los decretos presidenciales", dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, citado por las agencias locales.

Putin aceptó hoy la dimisión que Surkov, principal ideólogo del Kremlin durante muchos años, le presentó ayer después de que el jefe del Kremlin acusara al Gobierno de incumplir sus promesas electorales de mejora del nivel de vida de la población.

Durante la reunión con el Gabinete de Ministros, Putin acusó a los miembros del Gobierno de tomarse a la ligera sus decretos y les dio de plazo hasta final de año para rendir cuentas sobre su gestión.

Surkov, según se pudo ver por la televisión, intentó justificarse ante el jefe del Kremlin y calificó de "casi impecable" la disciplina del Gobierno a la hora de presentar los informes sobre su trabajo.

Y recordó que el Ejecutivo ya ha cumplido más de la mitad de las órdenes impartidas por Putin el mismo día de su investidura el 7 de mayo de 2012, la mejora en el clima inversor y la inclusión de Rusia en el grupo de veinte primeros países del mundo en innovación tecnológica.

Surkov, encargado de la modernización en el Gobierno, se había dedicado durante los últimos días a defender el proyecto del centro nacional de tecnologías e innovación de Sólkovo, conocido como el Silicon Valley ruso, de las crecientes sospechas de corrupción.

La Cámara de Cuentas de Rusia denunció ayer "graves infracciones financieras" en ese proyecto impulsado por el actual primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, cuando era presidente, expedientes que han sido enviados al Comité de Instrucción.

Recientemente, Surkov criticó duramente al Comité de Instrucción (CE) por investigar con demasiado ahínco las acusaciones contra los gestores de Skólkovo en un intento de manchar su reputación.

A lo que el portavoz del CE, Vladímir Markin, respondió esta semana que la investigación penal no estaba políticamente motivada, y aconsejó no crear las condiciones para la malversación de fondos en proyectos de gran magnitud.

No obstante, Peskov aseguró hoy que la dimisión de Surkov no tiene relación ni con Skólkovo, ni con la polémica con el portavoz del CE.

Uno de los más estrechos colaboradores de Putin durante sus dos primeros mandatos presidenciales (2000-2008), Surkov dejó en diciembre de 2011 el cargo de jefe adjunto de la Administración presidencial para ser nombrado viceprimer ministro encargado de la modernización.

Uno de los funcionarios más odiados por la oposición, Surkov es considerado el arquitecto del sistema político conocido como vertical de poder, una suerte de conducto reglamentario en el que todo está subordinado al centro.

Durante doce años Surkov tuvo a su cargo en el Kremlin la política interna, incluidos los nombramientos y elecciones de gobernadores de las regiones y presidentes de las repúblicas y el control sobre el Parlamento y los partidos políticos.

Su tesis más famosa es la "democracia soberana", en virtud de la cual cada país tiene derecho a desarrollar su sistema político al ritmo que mejor le convenga y sin injerencia exterior.

Surkov estaría detrás de la eliminación de la elección directa de los gobernadores, la marginación de la oposición, el monopolio estatal de los medios de comunicación y la promoción de grupos juveniles como herramientas de propaganda del Kremlin