La UE y Ucrania debaten convertir el país en un "hub" gasístico

Tras una conferencia de alto nivel en la que participaron varios ministros de Estados miembros de la UE, empresas gasísticas europeas y de EEUU (Chevron) e instituciones financieras, el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, explicó que los Veintisiete consumen al año 550.000 millones de metros cúbicos de gas, de los que un tercio procede de producción propia de Holanda y Reino Unido.

La Unión Europea y Ucrania debatieron hoy la perspectiva de convertir a ese país en un "hub" o centro de distribución y almacenamiento de gas para Europa, según informaron la Comisión Europea y el ministro ucraniano de Energía, Eduard Stavytsky.

Tras una conferencia de alto nivel en la que participaron varios ministros de Estados miembros de la UE, empresas gasísticas europeas y de EEUU (Chevron) e instituciones financieras, el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, explicó que los Veintisiete consumen al año 550.000 millones de metros cúbicos de gas, de los que un tercio procede de producción propia de Holanda y Reino Unido.

El resto, es importado de Rusia (140.000 millones de metros cúbicos), de Noruega (130.000 millones) y de Argel, entre otros.

De los 140.000 millones de metros cúbicos de gas que importa la UE de Rusia, 85.000 millones pasan por territorio ucraniano, según Oettinger, quien destacó que Europa discute actualmente qué función debería tener el sistema de tránsito de gas de Ucrania en los próximos años y décadas, una cuestión fundamental para atraer inversiones y modernizar las infraestructuras de ese país.

"Ucrania es más que solo un socio de tránsito" de Europa, señaló el comisario, quien dijo que para un mercado energético funcional en Europa el almacenamiento de alta calidad es "clave".

"Ucrania puede y está destinado a ser más y más un productor de gas propio y puede servir de tránsito para el gas de Rusia pero también para llevar gas a Europa y en algunos casos desde Europa a Ucrania. Ese país es un gran 'hub' gasístico", señaló Oettinger.

"Ucrania está realmente tratando de tener en cuenta su posición geopolítica para establecer un 'hub' verdadero, de manera que podría servir de punto de compra para Centroeuropa", afirmó por su parte el ministro ucraniano de Energía.

La visión común de la UE y de Ucrania es tener unos mercados europeos y paneuropeos de gas, agregó Oettinger, al tiempo que dijo que obviamente corresponde a ese país decidir qué va a hacer con su sistema de tránsito.

"Existen varias opciones y hay que analizar lo que es viable", señaló el comisario, quien dijo que hasta finales de año estas cuestiones deberían tener una "respuesta y solución".

En cualquier caso, recalcó Oettinger, cualquier opción debe beneficiar a las tres partes afectadas: Rusia, Ucrania y Europa, por lo que también se analizó la importancia de promover un consorcio trilateral con Moscú para gestionar el tránsito de gas por territorio ucranio.

Eso garantizaría tener en cuenta las preocupaciones de todas las partes implicadas, indicó el Ejecutivo comunitario.

Sería una situación en la que todos ganan: la productora Rusia y su consorcio Gazprom; Ucrania como territorio de tránsito con una función de "hub" y quizás como productor a medio plazo, y Europa como socio directo, que quiere garantizar el suministro a todas las industrias y ciudadanos de la UE, indicó Oettinger.

Stavytsky recalcó que es "prematuro" hablar de qué tipo de consorcio se crearía, bilateral o trilateral.

Por último, el comisario europeo ha asegurado que Ucrania está dispuesta a tener "más flexibilidad" para su propio consumo de gas, de manera que los gasoductos tengan flujos bidireccionales hacia sus vecinos Polonia, Hungría, Rumanía y Eslovaquia.