San Petersburgo estrena su nuevo gran teatro, el Mariinski-2

Separado del viejo Mariinski por un estrecho canal, el nuevo edificio no oculta sus ambiciones de ensombrecer el teatro de los emperadores de Rusia.

San Petersburgo, la antigua capital imperial rusa, abre hoy al público su nuevo gran teatro, el Mariinski-2, que en estas jornadas de inauguración sumará a su brillante plantilla a ilustres invitados como Plácido Domingo y René Pape.

Separado del viejo Mariinski por un estrecho canal, el nuevo edificio no oculta sus ambiciones de ensombrecer el teatro de los emperadores de Rusia.

La construcción del Mariinski-2, apoyada por el presidente ruso, Vladímir Putin, oriundo de San Petersburgo, desde el inicio fue criticada por muchos de sus paisanos, tanto por sus dimensiones como por sus costes.

Con casi 80.000 metros cuadrados de superficie, casi cuadruplica al viejo Mariinski y su coste, inicialmente calculado en 200 millones de euros, casi se triplicó.

Sin embargo, hoy esta faraónica obra sorprende por su ligereza, reflejando en sus cristales la belleza de la ciudad de los zares, y promete convertirse en una nueva joya de la Venecia del Norte.

Tras los vidrios, preciosas cascadas de cristal, elaboradas especialmente por Svarovski, iluminan el magnífico coliseo de madera de haya que combina con mármoles traídos de Asia y la enorme escalera helicoidal que domina el vestíbulo.

No parece mera coincidencia que los actos de inauguración del Mariinski-2 coincidan con el 60 aniversario de su director y fervoroso promotor, Valeri Guerguiev.

Fue él, quien encantado en Toronto por el impresionante complejo teatral "Las cuatro estaciones" consiguió la financiación y contrató al estudio canadiense Diamond Schmitt, que al final terminó la obra que hasta 2003 fue responsabilidad de Dominique Perrault.

La velada de hoy, a la que Putin confirmó su asistencia, será dirigida por el propio Guerguiev y contará con los mejores músicos, cantantes y bailarines del elenco Mariinski, integrado en total por unas 2.500 personas.

Además de Plácido Domingo, René Pape y otros invitados especiales, entre los grandes de esta velada destacan Ildar Abdrazakov, Yuri Bashmet y Olga Borodiná, así como estrellas del ballet de San Petersburgo como Uliana Lopatkina y Vladímir Bashkirov.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.