Putin y Abe buscan normalizar de las relaciones ruso-japonesas

Expertos diplomáticos apuntan que la histórica visita podría saldarse con una declaración que anuncie el reinicio de las negociaciones para la firma del tratado de paz, estancado por el conflicto territorial que enfrenta a Tokio y Moscú por la soberanía de las Islas Kuriles.

"Se espera un intercambio de opiniones sobre el tratado de paz. Rusia cree que a pesar de la complejidad del asunto, el diálogo para lograr una solución mutuamente aceptable debe desarrollarse en un ambiente de tranquilidad y respeto, en paralelo a todo el espectro de las relaciones ruso-japonesas", adelantó el Kremlin.

Al mismo tiempo, Putin y Abe hablarán de la situación en la península de Corea.

"Está previsto que el tema central de las conversaciones gire en torno a las perspectivas de desarrollo de las relaciones en los ámbitos de economía y comercio, inversiones y energía", según el Kremlin.

El intercambio comercial entre los dos países ascendió a 32.000 millones de dólares en 2012, mientras que tan sólo en los dos primeros meses de este año alcanzó ya los 4.300 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 6 por ciento en relación al mismo periodo del año pasado.

Rusia es el decimoquinto socio comercial de Japón, mientras que el país nipón lo es el octavo para Moscú.

El 80 por ciento de las exportaciones rusas a su vecino del Pacífico corresponde a minerales, al tiempo que se importan sobre todo automóviles, maquinaria y equipamientos, metales y productos químicos.

Japón es uno de los diez países que más invierten en la economía rusa, con unas inversiones acumuladas que ascienden a 11.000 millones de dólares.

"El ámbito estratégico es la cooperación en materia energética. Las partes cooperan en proyectos para la producción de gas natural licuado, la construcción de refinerías y gasoductos", indica la Administración de la Presidencia rusa.