Casi la mitad de los delitos quedan sin resolver en Rusia

La policía rusa no ha conseguido identificar a los responsables de más de un millón de delitos denunciados en el país en 2012.

Alrededor del 45 por ciento de los delitos cometidos el año pasado en Rusia, una cuarta parte de ellos graves o muy graves, no se han resuelto, lamentó hoy el fiscal general ruso, Yuri Chaika, en su intervención ante el Senado.

La policía rusa no ha conseguido identificar a los responsables de más de un millón de delitos denunciados en el país en 2012.

Chaika responsabilizó de estos resultados al mal trabajo operativo de las fuerzas de seguridad rusas.

"Los escasos resultados de los servicios operativos son señalados por los fiscales en muchos campos, como en el caso de la desaparición de personas, sobre todo menores de edad, o delitos en grados de tentativa", subrayó el fiscal general.

Sólo en Moscú quedaron sin resolver casi un tercio de los asesinatos cometidos, aunque el número de homicidios en la capital rusa descendió un 9 % en relación con 2011.

Chaika también se mostró preocupado ante el continuado y sospechoso descenso en el esclarecimiento de los delitos relacionados con los sobornos y los abusos de poder, una estadística que no se cree y que también achacó a los agentes operativos.

"A pesar del aumento generalizado de la corrupción, no deja de ser muy sospechoso el continuado descenso, en torno al 10 por ciento anual y por tercer año consecutivo, de los delitos de cohecho y abuso de poder, que son los más peligros entre los delitos de corrupción", denunció el fiscal general.

Al mismo tiempo, el alto cargo ruso indicó que se han resuelto el año pasado 50.000 delitos relacionados con la corrupción, un 25 por ciento más que en 2011.