Mausoleo de Lenin reabrirá sus puertas el 15 de mayo tras 8 meses de reformas

El funcionario explicó que los trabajos de ingeniería concluirán previsiblemente a finales de este mes, pero que debido a las fiestas de principios de mayo el museo no recibirá visitas hasta mediados del mes próximo.

El mausoleo, que se encuentra en la mismísima Plaza Roja junto a las murallas del Kremlin, fue cerrado debido a una "gravísima deformación" del edificio causada por la erosión que sufre el suelo del edificio debido a las constantes precipitaciones.

Por todo ello, los trabajos de reparación del edificio de mármol y granito se centraron en recuperar la homogeneidad de los cimientos del edificio y su impermeabilidad.

Es la primera vez que el mausoleo de Lenin es sometido a trabajos de reparación a gran escala, aunque los arquitectos insisten en que no se trataba de la reconstrucción del inmueble.

Durante la reparación el mausoleo de mármol rojo fue cubierto por un carpa con forma de cúpula con el fin de no alterar mucho el paisaje de la plaza Roja, el centro histórico, político y turístico del país.

Según Deviátov, la momia de Lenin no abandonó en ningún momento su hogar, que suele cerrar durante un par de meses cada año y medio para que el cuerpo embalsamado del fundador de la Unión Soviética sea sometido a un retocado por un grupo selecto de especialistas.

Desde que fue construido el mausoleo por orden del sucesor de Vladímir Ilich Uliánov "Lenin" (1870-1924), Iósif Stalin, el edificio ha sido sometido en pocas ocasiones a reparaciones profundas, como en el caso de la construcción de la tribuna exterior.

Sin contar estas obligadas ausencias, la momia de Lenin ha permanecido desde el 1 de agosto de 1924 en el mausoleo a excepción de 1.360 días durante la Segunda Guerra Mundial, cuando fue evacuada a Tiumén, en Siberia.

El mausoleo ha sido objeto de peregrinación desde la muerte de Lenin en 1924, tradición que se mantiene incluso después de la caída de la URSS, aunque cada año las visitas descienden y aumentan las voces partidarias de poner fin a este "culto anacrónico".

Aunque Lenin no dejó testamento, su viuda, Nadezhda Krúpskaya, se opuso a la exposición del cuerpo de su marido y dijo que el líder bolchevique le había expresado su deseo de descansar junto a su madre y hermano en el cementerio Vólkovskoye de San Petersburgo.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.