Expertos rusos piden más tiempo para comprobar si Arafat fue envenenado

"Deberíamos terminar este trabajo a finales de este año. Un análisis radioquímico no es algo rápido", dijo Vladímir Uiba, jefe de la AFMB, a la agencia Interfax.

Uiba, quien en diciembre pasado indicó que la agencia que encabeza anunciaría los primeros resultados en un plazo de dos o tres meses, reconoció hoy que una parte de los resultados de los análisis médicos ya ha sido entregada a la Cancillería rusa.

"Pero aún no le hemos enviado todo. Aún hay trabajo por hacer", añadió.

Los expertos rusos se proponían "establecer un modelo matemático (sobre la primera dosis) para calcular si la cantidad de sustancia tóxica que fue encontrada en la ropa pudo suponer una dosis letal".

La viuda de Arafat ha expresado su satisfacción por la participación de investigadores rusos en las labores de exhumación del cadáver del líder palestino.

"Confío plenamente en ellos y estoy segura de su profesionalidad. Rusia siempre apoyó a Yaser Arafat y a la revolución palestina", señaló.

El pasado 27 de noviembre fueron exhumados los restos de Arafat en el mausoleo de Ramala con el fin de determinar las causas de su muerte en 2004.

En el análisis de los restos participan también expertos suizos y franceses que se proponen interrogar a las personas que trabajaron y estuvieron en contacto con Arafat entre el 1 de enero y el 28 de octubre de 2004, entre ellas sus médicos.

Algunos palestinos creen que los servicios secretos israelíes pueden estar detrás de la muerte de Arafat, para lo que tuvieron que contar con la colaboración de un palestino del círculo más allegado al líder a fin de que le suministrara el veneno.

La muerte de Arafat, quien falleció en un hospital militar, cerca de París, el 11 de noviembre de 2004, fue denunciada en julio pasado en un tribunal de la ciudad francesa de Nanterre por su viuda, que siempre sugirió la posibilidad de un complot contra su esposo.

Suha Arafat presentó esta denuncia después de que el Instituto de Radiación Física de Lausana (Suiza) descubriera restos de polonio-210 en algunas de las ropas y utensilios del líder palestino.

Polonio-210, una sustancia altamente radiactiva, también fue utilizado para acabar en 2006 en Londres con la vida del antiguo espía ruso Alexandr Litvinenko, cuya esposa acusa a Rusia de estar detrás del asesinato.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.