Rusia prohíbe entrada a 18 ciudadanos de EEUU tras sanción por caso Magnitski

Hoy, en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso se publicaron los nombres de los ciudadanos estadounidenses a los que a partir de ahora se les prohíbe la entrada al territorio ruso, anunció el portavoz de la cancillería, Alexandr Lukashévich

Tachó de absurda el Acta Magnitski aprobada por los legisladores norteamericanos, a la vez que subrayó que "bajo la presión de los rusofobos del Congreso de EEUU se causó un deterioro en las relaciones bilaterales".

Lukashévich precisó que "a diferencia de la lista estadounidense, elaborada espontáneamente, la nuestra incluye, en primer lugar, a los implicados en la legalización de torturas (...) de presos en la prisión de Guantánamo".

Además, dijo, figuran en esa lista "los involucrados en el secuestro y detención de los ciudadanos rusos en terceros países", al referirse, en particular, al arresto en Tailandia, extradición a EEUU y la condena a 25 años de prisión a Víctor But, traficante de armas ruso conocido como el "Mercader de la Muerte".

La lista rusa incluye entre otros nombres al de David Spears Addington, director de plantilla del Vicepresidente de EEUU (2005-2008), John Choon Yoo, consultor jurídico del Ministerio de Justicia (2001-2003), Geoffrey D. Miller, comandante de la Base Naval de Guantánamo (2002-2003), Jeffrey Harbeson, sucesor de Miller (2010-2012).

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció la víspera sanciones económicas y la prohibición de visas a 18 ciudadanos rusos y de varias ex repúblicas soviéticas por su supuesta relación con la muerte de Magnitski.

La inclusión de estas 18 personas en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro supone la prohibición a los ciudadanos estadounidense de tener relaciones financieras con ellos y congela sus posibles activos financieros bajo jurisdicción de EE.UU.

Con esta decisión, se amplían las sanciones a ciudadanos rusos y de las exrepúblicas soviéticas tras la firma el pasado diciembre por parte de Obama de una ley que hace responsables de abusos de derechos humanos a varios funcionarios rusos.

A continuación, y en respuesta, Rusia aprobó una ley que prohíbe las adopciones de niños rusos por familias de Estados Unidos, iniciativa que desató fuertes críticas entre los intelectuales y defensores de los derechos humanos rusos.

Magnitski, consultor jurídico del fondo de inversiones Hermitage Capital Management, denunció en 2008 la existencia de una red de funcionarios públicos corruptos, tanto de la Policía como de los servicios de Hacienda, que malversaron fondos estatales por valor de 230 de millones de dólares y fue posteriormente enviado a prisión por las autoridades rusas, donde falleció