El fiscal general ruso dice que las inspecciones a las ONG estaban planeadas

"Nadie prohíbe la actividad de estas organizaciones. Tan sólo advertimos de que no se puede faltar a la ley y cada organización debe declarar abiertamente la procedencia de los recursos con los que financia su actividad", apuntó Chaika, citado por la portavoz de la Fiscalía, Marina Grídneva, en declaraciones a Interfax.

El fiscal general ruso, Yuri Chaika, aseguró hoy al comisario para los derechos humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, que las inspecciones a las ONG estaban planificadas de antemano y se hacen dentro del marco legal del país.

"Nadie prohíbe la actividad de estas organizaciones. Tan sólo advertimos de que no se puede faltar a la ley y cada organización debe declarar abiertamente la procedencia de los recursos con los que financia su actividad", apuntó Chaika, citado por la portavoz de la Fiscalía, Marina Grídneva, en declaraciones a Interfax.

Según Grídneva, el fiscal general aclaró a Muiznieks que "las inspecciones estaban previstas y se realizan de acuerdo con el estricto cumplimiento de la legislación rusa".

Chaika recordó al político europeo que el Parlamento ruso aprobó a finales del pasado año una ley que obliga a registrarse como "agentes extranjeros" a aquellas ONG que reciben financiación del exterior y desarrollan actividades políticas.

"Sin embargo, ninguna de estas organizaciones se ha apuntado al correspondiente registro, a pesar de que siguen recibiendo financiación desde el exterior", precisó Gridneva.

Las autoridades rusas anunciaron la víspera la apertura de un expediente administrativo a la ONG Golos, la organización que denunció fraude electoral en 2011, por negarse a ser registrada como "agente extranjero".

La medida, adoptada dos días después de que el presidente Vladímir Putin fuera recibido con protestas en su visita a Alemania, fue calificada hoy de ilegal por Andréi Bábushkin, miembro del Consejo de Derechos Humanos adjunto a la Presidencia rusa.

"Golos no puede ser reconocido como agente extranjero porque no actúan en interés de sujetos extranjeros", dijo el activista, que agregó que los actos públicos organizados por la ONG no tienen carácter político, ya que no persiguen la obtención y retención del poder.

En virtud de la ley de las ONG, Golos podría ser sancionada con una multa de hasta 500.000 rublos (16.000 dólares), mientras que su directora ejecutiva, Lilia Shibánova, podría ser condenada al pago de hasta 300.000 rublos (9.600 dólares).

Desde el mes pasado, las ONG presentes en Rusia, tanto las nacionales como las internacionales, entre ellas Amnistía Internacional y Human Right Watch, son objeto de una masiva campaña de registros e inspecciones por parte de las autoridades.