Detenido por corrupción el vicegobernador de la región rusa de Nizhni Novgor

El vicegobernador de la región rusa de Nizhni Novgorod, Arnold Shalmúev, fue detenido hoy en relación con un escándalo de malversación de fondos públicos en el trazado de carreteras.

Shalmúev tuvo que ser ayer ingresado de urgencia en un hospital tras sentirse mal después de que miembros de los órganos de seguridad registraran su domicilio en la capital de esa importante región industrial.

En relación con este caso de malversación, la Justicia ordenó la víspera el arresto de otras seis personas por corrupción y abuso de poder.

El vicegobernador y otros ocho empleados de la compañía estatal Novgorodavtodor son sospechosos de malversar 35 millones de rublos (cerca de un millón de euros) destinado a la mejora de la red viaria en 2011 y 2012.

Al parecer, la trama consistía en la firma de contratos de construcción y remodelación de carreteras con firmas controladas por los sospechosos.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró esta semana que en Rusia las únicas personas intocables son aquellas que respetan la ley.

En su lucha contra la corrupción, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, amplió por decreto hasta el 1 de julio próximo el plazo, que venció este lunes, para que los funcionarios públicos presenten sus declaraciones de ingresos y gastos.

El destituido ministro de Defensa, Anatoli Serdiukov, ha sido interrogado en varias ocasiones en los últimos meses como testigo en varios casos de corrupción.

La Fiscalía General de Rusia ha declarado que los daños ocasionados por la corrupción al país superaron el año pasado los 20.000 millones de rublos (unos 660 millones de dólares).

A su vez, el jefe de la Cámara de Cuentas de Rusia, Serguéi Stepashin, denunció el pasado año que más de un billón de rublos (más de 30.000 millones de dólares) desaparece anualmente de las arcas del Estado.