Las amenazas de Corea del Norte contra EEUU son un farol, según general ruso

Las amenazas de Corea del Norte contra EEUU son un farol, ya que carece del armamento para golpear territorio continental norteamericano, según el general Víctor Yesin, ex jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Estratégicas Nucleares de Rusia.

Las amenazas de Corea del Norte contra EEUU son un farol, ya que carece del armamento para golpear territorio continental norteamericano, según el general Víctor Yesin, ex jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Estratégicas Nucleares de Rusia.

"Las proclamas de los dirigentes norcoreanos son un farol. Un farol destinado a que les escuchen y les apacigüen. Les apacigüen con ayuda económica. El abuelo de Kim Jong-un lo hizo, lo hizo su padre y ahora él también", dijo Yesin a la agencia Interfax.

Yesin cree que Pyongyang, que ha efectuado en los últimos años tres ensayos nucleares, dispone, "probablemente, de una bomba atómica de aviación".

"Es más fácil de fabricar que las cargas para un misil intercontinental o balístico. El avión del que disponen, un análogo del L-28, está capacitado para llevar a bordo una carga de tres toneladas", dijo.

El general recuerda que el régimen estalinista cuenta con misiles balísticos con un alcance de 1.000-1.300 kilómetros (Nadón-1, Skad-B y Skad-S), pero no hay datos sobre que los norcoreanos hayan desarrollado la carga nuclear para esos cohetes.

"Si ellos fabrican el cohete "Taepodong-2", que por ahora sólo lo están probando, tendría un alcance de 5.000 kilómetros si lleva una carga útil de 500-600 kilogramos. Pero, por el momento, en su arsenal no tienen tal armamento", dijo.

Yesin considera que con los misiles que los norcoreanos cuentan en su arsenal "pueden ocasionar daños a las bases norteamericanas que están su alcance", es decir, las situadas en el Pacífico: Guam y Hawai.

"No se puede negar la amenaza. Otra cosa es qué sea real. Las declaraciones de Kim Jong-un de que lanzará un ataque contra Los Ángeles provoca risa entre los expertos", dijo el general en rueda de prensa.

En su opinión, "Corea del Norte no dispone de tales recursos, pero chantajea e intenta sacar algún beneficio de ello".

El pasado 26 de marzo Corea del Norte anunció que había puesto sus misiles y unidades de artillería "en posición de combate", con el punto de mira en Corea del Sur, así como en el territorio continental de EEUU y las bases militares del país norteamericano en el Pacífico.

Además, el 30 de marzo Pyongyang declaró que "desde ahora, las relaciones Norte-Sur entrarán en estado de guerra".