Moscú cree que la crisis en Chipre incrementará la fuga de capitales de Rusia

El Gobierno ruso cree que la difícil situación del sistema bancario en Chipre incrementará la fuga de capitales de Rusia, de donde salieron más de 50.000 millones de dólares en 2012.

Klepach considera que las perspectivas de oscilaciones financieras a corto plazo en la isla mediterránea y en la Eurozona suponen un riesgo para la economía rusa.

No obstante, destacó que el sistema financiero ruso es más sólido que el europeo y como ejemplo puso el Banco Comercial Ruso que opera en Chipre y que Moscú considera el más sano de ese país.

El presidente ruso, Vladímir Putin, apoyó ayer el plan de rescate europeo a Chipre al ordenar a su Gobierno que negocie las condiciones de la reestructuración de la deuda de la isla por un crédito de 2.500 millones de euros.

Nicosia ha pedido a Moscú una prórroga de cinco años y una rebaja de los intereses del 4,5% al 2,5% sobre el crédito de 2.500 millones de euros que le concedió en 2011 por un plazo de 4 años y medio.

El ministro de Finanzas ruso, Antón Siluánov, explicó que la solicitud chipriota representa una condonación del 10 por ciento del total de la deuda por créditos de Nicosia.

"Creo que ésta es una ayuda aceptable para la parte chipriota. Pienso que Rusia y Chipre pueden reanudar las negociaciones justo después de la votación parlamentaria (del plan de rescate europeo)", dijo.