Rusia y China avanzan en las negociaciones sobre gas con firma de memorándum

Ante la incapacidad de acordar un precio de fijo durante casi una década, el consorcio gasístico ruso Gazprom y su homólogo chino CNPC optaron por suscribir un documento marco con ocasión de la visita a Rusia del líder chino, Xi Jinping.

"El plazo del contrato a largo plazo es de 30 años y el suministro comenzará en 2018. El volumen anual de suministro de gas ruso es de 38.000 millones de metros cúbicos", aseguró Alexéi Miller, presidente de Gazprom.

Miller destacó que, según el memorándum, el volumen anual podría incrementarse hasta los 60.000 millones de metros cúbicos de gas y que Rusia aceptará pago por adelantado.

"Las partes planean suscribir en junio las condiciones jurídicamente vinculantes y el contrato a largo plazo antes de finales de año", apuntó, citado por las agencias locales.

Según este documento, Rusia suministrará gas siberiano a China a través del gasoducto oriental "La Fuerza de Siberia", es decir, la misma ruta geográfica por la que Moscú ya exporta petróleo al cinturón industrial del noreste del país vecino.

Pekín rechazó el plan anterior de importar gas a través de la región nororiental de Xinjiang, ya que, en ese caso, Gazprom le exigía precios europeos.

Rusia acumula mucho retraso en este terreno en relación con las repúblicas centroasiáticas de Kazajistán, Uzbekistán y Turkmenistán, que llevan varios año suministrando a la sedienta economía del gigante asiático, que busca alternativas al inestable Oriente Medio.