La Justicia rusa archiva la investigación sobre la muerte de Magnitski

El Comité de Instrucción (CI) ruso archivó la investigación sobre la muerte en prisión del abogado Serguéi Magnitski al no hallar delito en las circunstancias de su fallecimiento, anunciaron hoy las autoridades del país.

Las autoridades negaron que el ingreso en prisión del fallecido abogado del fondo de inversiones británico Hermitage Capital, acusado de evasión fiscal, fue una medida preventiva acorde a las leyes rusas y las pruebas acusatorias que existían en su contra.

Al mismo tiempo el CI reiteró que el abogado no fue sometido a torturas ni presiones durante su estancia en la cárcel.

"Magnitski no fue sometido a condiciones especiales de internamiento distintas al resto de los preventivos, no fue sometido a presiones algunas ni tampoco fue objeto de violencia física o torturas", indicaron las autoridades.

Los informes forenses señalan que el abogado falleció por insuficiencia cardíaca, edema cerebral y pulmonar con hemorragias graves, desarrollados a causa de "la fibrilación de los ventrículos del corazón como resultado de dos enfermedades que padecía: miocardiopatía derivada de la diabetes y hepatitis crónica"