El líder chechén pide perdón por insultar a un árbitro en la Copa de Rusia

"Pido perdón a todo el mundo del fútbol por lo que dije en un arranque de cólera. Pero no al árbitro", escribió Kadírov en su cuenta de Instagram en alusión a sus insultos al árbitro en un partido entre el equipo chechén Terek Grozni y Rubín Kazán.

Hizo referencia a sus comentarios fuera de tono sobre el árbitro Mijaíl Vílkov que expulsó al capitán del equipo chechén, Rizván Utsíev, por una violenta entrada a uno de los jugadores del Rubín.

"¡El árbitro es un corrupto! ¡Cabrón!" gritó el líder chechén emocionado sin percatarse de que había un micrófono conectado a la megafonía del estadio en las inmediaciones.

Al principio la prensa rusa atribuyó las insultantes declaraciones a uno de los locutores pero las palabras de perdón del propio Kadírov esclarecieron la autoría del polémico comentario.

"El partido fue horroroso por el perjuicio del árbitro. (...) Lo hizo todo para cambiar el rumbo del juego", dijo el líder chechén acerca del encuentro que acabó con un marcador de 0-0.

Agregó que Vilkin mereció ser llamado "corrupto" e insistió en realizar una investigación de su arbitraje.

Kadírov es criticado por muchos en Rusia por instaurar presuntamente un sistema de gobierno en el que su clan familiar domina todos los resortes de la administración local