Los tres detenidos por el ataque al director del Bolshói confiesan su delito

Las tres personas detenidas por el ataque con ácido contra el director del Ballet del Teatro Bolshói, Serguéi Filin, han confesado su delito, informó hoy la oficina de prensa de la Policía de Moscú.

La investigación cuenta con pruebas de que Dmitrichenko, en la plantilla del Bolshói desde 2002, fue la persona que encargó el ataque, dijo hoy una fuente policial citada por la agencia oficial RÍA-Nóvosti.

Según el periódico "Kommersant", que cita una fuente próxima a la investigación, las primeras sospechas aparecieron cuando la policía detectó que la noche en la que Filin fue atacado Dmitrichenko recibió varias llamadas desde un teléfono móvil que se hallaba en las proximidades del lugar donde se produjo la agresión.

Los investigadores establecieron que dicho teléfono móvil pertenecía a Zarutski, de 35 años, quien tiene antecedente penales como autor de lesiones graves con resultado de muerte.

De acuerdo con la fuente de "Kommersant", la venganza habría sido el motivo por el que Dmitrichenko encargó el ataque a Filin, ya que consideraba que el director del Ballet relegaba a un segundo plano a su esposa, Angelina Vorontsova, joven solista del Bolshói y una de sus estrellas ascendentes.

Filin, que fue atacado el 17 de enero junto a su domicilio por un desconocido que le arrojó ácido en la cara, causándole graves quemaduras tanto en rostro como los ojos, recibe actualmente tratamiento de rehabilitación en Alemania.

El director de una de las compañías de ballet más prestigiosas del mundo fue sometido en Moscú a tres cirugías oculares y, según los médicos rusos, no necesitaría más operaciones.

De acuerdo con datos preliminares de la policía, el atacante empleó ácido sulfúrico, lo que explica la gravedad de las lesiones sufridas por el director del Ballet del Bolshói.